Bello es el rostro de la luz .::. b-39

1. Bello es el rostro de la luz,
abierto sobre el silencio de la tierra;
bello hasta cansar mi corazón, Dios mío.

2. Un pájaro remueve la espesura
y luego, lento, en el azul se eleva,
y el canto le sostiene y pacifica.

3. Así mi voluntad, así mis ojos
se levantan a ti; dame temprano
la potestad de comprender el día.

4. Despiértame, Señor, cada mañana,
hasta que aprenda a amanecer, Dios mío,
en la gran luz de la misericordia. Amén.

Textos bíblicos relacionados: desarrollo

* El TEXTO BÍBLICO del AUDIO de las siguientes citas bíblicas RELACIONADAS al canto es el de la primera versión de la Biblia EL LIBRO DEL PUEBLO DE DIOS (1.980); cuando no hay coincidencia entre audio y texto, se debe a que AÚN no se han puesto esos textos en el sitio, y se usan los de la edición del año 2003, que sí están completos.

Gn. 1. 3

3 Entonces Dios dijo: «Que exista la luz». Y la luz existió.

2 Cor. 4. 6

6 Porque el mismo Dios que dijo: «Brille la luz en medio de las tinieblas», es el que hizo brillar su luz en nuestros corazones para que resplandezca el conocimiento de la gloria de Dios, reflejada en el rostro de Cristo.

Jn. 8. 12

12 Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: «Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida».

Sal. 33. 6

He 6 Miren hacia él y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán.

Sal. 5. 4

4 Señor, de madrugada ya escuchas mi voz: por la mañana te expongo mi causa y espero tu respuesta.

Sal. 29. 6

6 porque su enojo dura un instante, y su bondad, toda la vida: si por la noche se derraman lágrimas, por la mañana renace la alegría.

Sal. 54. 18

18 De tarde, de mañana, al mediodía, gimo y me lamento, pero él escuchará mi clamor.

Sal. 89. 5-6

5 Tú los arrebatas, y son como un sueño, como la hierba que brota de mañana: 6 por la mañana brota y florece, y por la tarde se seca y se marchita.

Sal. 142. 8

8 Que yo experimente tu amor por la mañana, porque confío en ti; indícame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.