Victoria [LH | AR] .::. v-2

[1. ARGENTINA]

¡Victoria, tú reinarás!
¡Oh Cruz, tú nos salvarás!

1. Sobre esta tierra oscura
derrama tu claridad
oh Cruz fuente fecunda
de amor y de libertad.

2. Tu luz señala el rumbo
al pobre que descarrió,
tus brazos lo conduzcan
al puerto de salvación.

3. Tus brazos nos reúnan
en ronda de caridad
con todos los hermanos
que buscan en Ti la paz.

[2. LITÚRGICO, MÉXICO, PUERTO RICO, ESPAÑA]

¡Victoria!, tú reinarás.
¡Oh cruz, tú nos salvarás!

1. El Verbo en ti clavado,
muriendo nos rescató;
de ti, madero santo,
nos viene la redención.

2. Extiende por el mundo
tu reino de salvación.
¡Oh cruz fecunda,
fuente de vida y bendición!

3. Impere sobre el odio
tu reino de caridad;
alcancen las naciones
el gozo de la unidad.

4. Aumenta en nuestras almas
tu reino de santidad;
el río de la gracia
apague la iniquidad.

5. La gloria por los siglos
a Cristo libertador,
su cruz nos lleva al cielo,
la tierra de promisión.

Textos bíblicos relacionados: desarrollo

* El TEXTO BÍBLICO del AUDIO de las siguientes citas bíblicas RELACIONADAS al canto es el de la primera versión de la Biblia EL LIBRO DEL PUEBLO DE DIOS (1.980); cuando no hay coincidencia entre audio y texto, se debe a que AÚN no se han puesto esos textos en el sitio, y se usan los de la edición del año 2003, que sí están completos.

Mt. 27. 32-33. 37-38. 48-50

32 Al salir, se encontraron con un hombre de Cirene, llamado Simón, y lo obligaron a llevar la cruz. 33 Cuando llegaron al lugar llamado Gólgota, que significa “lugar del Cráneo”, 37 Colocaron sobre su cabeza una inscripción con el motivo de su condena: “Este es Jesús, el rey de los judíos”. 38 Al mismo tiempo, fueron crucificados con él dos bandidos, uno a su derecha y el otro a su izquierda. 48 En seguida, uno de ellos corrió a tomar una esponja, la empapó en vinagre y, poniéndola en la punta de una caña, le dio de beber. 49 Pero los otros le decían: “Espera, veamos si Elías viene a salvarlo”. 50 Entonces Jesús, clamando otra vez con voz potente, entregó su espíritu.

Mc. 15. 22. 25-27. 36-37

22 Y condujeron a Jesús a un lugar llamado Gólgota, que significa: «lugar del Cráneo».

25 Ya mediaba la mañana cuando lo crucificaron. 26 La inscripción que indicaba la causa de su condena decía: «El rey de los judíos». 27 Con él crucificaron a dos ladrones, uno a su derecha y el otro a su izquierda.

36 Uno corrió a mojar una esponja en vinagre y, poniéndola en la punta de una caña le dio de beber, diciendo: «Vamos a ver si Elías viene a bajarlo». 37 Entonces Jesús, dando un gran grito, expiró.

Lc. 23. 33. 38. 46

33 Cuando llegaron al lugar llamado «del Cráneo», lo crucificaron junto con los malhechores, uno a su derecha y el otro a su izquierda. 38 Sobre su cabeza había una inscripción: «Este es el rey de los judíos». 46 Jesús, con un grito, exclamó: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu» . Y diciendo esto, expiró.

Jn. 19. 17-22. 28-30

17 Jesús, cargando sobre sí la cruz, salió de la ciudad para dirigirse al lugar llamado «del Cráneo», en hebreo, «Gólgota». 18 Allí lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en el medio. 19 Pilato redactó una inscripción que decía: «Jesús el Nazareno, rey de los judíos», y la hizo poner sobre la cruz. 20 Muchos judíos leyeron esta inscripción, porque el lugar donde Jesús fue crucificado quedaba cerca de la ciudad y la inscripción estaba en hebreo, latín y griego. 21 Los sumos sacerdotes de los judíos dijeron a Pilato: «No escribas: “El rey de los judíos”, sino: “Este ha dicho: Yo soy el rey de los judíos”». 22 Pilato respondió: «Lo escrito, escrito está».

28 Después, sabiendo que ya todo estaba cumplido, y para que la Escritura se cumpliera hasta el final, Jesús dijo: 28 Tengo sed.

29 Había allí un recipiente lleno de vinagre; empaparon en él una esponja, la ataron a una rama de hisopo y se la acercaron a la boca. 30 Después de beber el vinagre, dijo Jesús: «Todo se ha cumplido». E inclinando la cabeza, entregó su espíritu.