Liturgia AMBROSIANA

LÁUDES : MIÉRCOLES III

CÁNTICO EVANGÉLICO: Benedictus
Ant.: Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo. Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza, del juramento que hizo a nuestro padre Abraham: lo sirvamos en santidad y justicia, durante toda nuestra vida.
Lc. 1. 68. 72-73. 75:

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo,

72 Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza, 73 del juramento que hizo a nuestro padre Abraham

75 lo sirvamos en santidad y justicia bajo su mirada, durante toda nuestra vida.
Lc. 1. 68-79:

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo, 69 y nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor, 70 como lo había anunciado mucho tiempo antes por boca de sus santos profetas, 71 para salvarnos de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian. 72 Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza, 73 del juramento que hizo a nuestro padre Abraham 74 de concedernos que, libres de temor, arrancados de las manos de nuestros enemigos, 75 lo sirvamos en santidad y justicia bajo su mirada, durante toda nuestra vida. 76 Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos, 77 para hacer conocer a su Pueblo la salvación mediante el perdón de los pecados; 78 gracias a la misericordiosa ternura de nuestro Dios, que nos traerá del cielo la visita del Sol naciente, 79 para iluminar a los que están en las tinieblas y en la sombra de la muerte, y guiar nuestros pasos por el camino de la paz».
SALMODIA
I. Cántico de Isaías 33
ANTÍFONAS:
Ant. [Durante el año] [15a. 16a] Los que caminan en la justicia * habitarán en los cielos.

15 El que obra con justicia y habla con rectitud, el que rehúsa una ganancia extorsionada, el que sacude sus manos para no retener el soborno, el que tapa sus oídos a las propuestas sanguinarias, el que cierra los ojos para no ver la maldad:

16 ese hombre habitará en las alturas, rocas fortificadas serán su baluarte, se le dará su pan y tendrá el agua asegurada.
Para ustedes es la promesa, para sus hijos y para todos aquellos que están lejos.

39 Porque la promesa ha sido hecha a ustedes y a sus hijos, y a todos aquellos que están lejos: a cuantos el Señor, nuestro Dios, quiera llamar».
Is. 33. 13-16:

13 Los que están lejos, escuchen lo que hice; los que están cerca, reconozcan mi poder”.

14 Están aterrados en Sión los pecadores, un temblor invade a los impíos: “¿Quién de nosotros habitará en un fuego devorador? ¿Quién de nosotros habitará en una hoguera eterna?”.

15 El que obra con justicia y habla con rectitud, el que rehúsa una ganancia extorsionada, el que sacude sus manos para no retener el soborno, el que tapa sus oídos a las propuestas sanguinarias, el que cierra los ojos para no ver la maldad:

16 ese hombre habitará en las alturas, rocas fortificadas serán su baluarte, se le dará su pan y tendrá el agua asegurada.
II. Salmo 97
ANTÍFONAS:
Ant. [Durante el año] Aclamen al Señor, que es Rey. (Aleluia) (v. 6b)

6 con clarines y sonidos de trompeta aclamen al Señor, que es Rey.
Vendrá en la gloria del Padre con sus santos ángeles.

38 Porque si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con sus santos ángeles».
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 97:

1 Salmo. Canten al Señor un canto nuevo, porque él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria.

2 El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: 3 se acordó de su amor y su fidelidad en favor del pueblo de Israel. Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. 4 Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos.

5 Canten al Señor con el arpa y al son de instrumentos musicales; 6 con clarines y sonidos de trompeta aclamen al Señor, que es Rey.

7 Resuene el mar y todo lo que hay en él, el mundo y todos sus habitantes; 8 aplaudan las corrientes del océano, griten de gozo las montañas al unísono.

9 Griten de gozo delante del Señor, porque él viene a gobernar la tierra: él gobernará al mundo con justicia, y a los pueblos con rectitud.
III. Salmo 116
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 116:

1 ¡Alaben al Señor, todas las naciones, glorifíquenlo, todos los pueblos!

2 Porque es inquebrantable su amor por nosotros, y su fidelidad permanece para siempre. ¡Aleluya!
IV. SALMO DIRECTO: 85 I
Bendito sea Dios, quien nos consuela en cada tribulación.

3 Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, 4 que nos reconforta en todas nuestras tribulaciones, para que nosotros podamos dar a los que sufren el mismo consuelo que recibimos de Dios.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 85. 1-10:

1 Oración de David. Inclina tu oído, Señor, respóndeme, porque soy pobre y miserable; 2 protégeme, porque soy uno de tus fieles, salva a tu servidor que en ti confía.

3 Tú eres mi Dios: ten piedad de mí, Señor, porque te invoco todo el día; 4 reconforta el ánimo de tu servidor, porque a ti, Señor, elevo mi alma.

5 Tú, Señor, eres bueno e indulgente, rico en misericordia con aquellos que te invocan: 6 ¡atiende, Señor, a mi plegaria, escucha la voz de mi súplica!

7 Yo te invoco en el momento de la angustia, porque tú me respondes. 8 No hay otro dios igual a ti, Señor, ni hay obras como las tuyas.

9 Todas las naciones que has creado vendrán a postrarse delante de ti, y glorificarán tu Nombre, Señor, 10 porque tú eres grande, Dios mío, y eres el único que hace maravillas.
HIMNOS

Fulgéntis auctor ætheris,

ACLAMACIONES A CRISTO, EL SEÑOR
Rom. 3. 24:
24 pero son justificados gratuitamente por su gracia, en virtud de la redención cumplida en Cristo Jesús.
Rom. 8. 29:

29 En efecto, a los que Dios conoció de antemano, los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que él fuera el Primogénito entre muchos hermanos;
Rom. 10. 9:
9 Porque si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvado.
Gál. 3. 14. 29:
14 Y esto, para que la bendición de Abraham alcanzara a todos los paganos en Cristo Jesús, y nosotros recibiéramos por la fe el Espíritu prometido. 29 Y si ustedes pertenecen a Cristo, entonces son descendientes de Abraham, herederos en virtud de la promesa.
1 Cor. 5. 7:
7 Despójense de la vieja levadura, para ser una nueva masa, ya que ustedes mismos son como el pan sin levadura. Porque Cristo, nuestra Pascua, ha sido inmolado.

Invitación: Elevamos nuestra oración a Jesús, la fuente de la vida, la libertad y la esperanza.

Ant.: Kyrie Eléison

1. Hijo de Dios, primogénito entre muchos hermanos, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

2. Tú, que extendiste la bendición de Abraham a todos los pueblos, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

3. Tú, que nos haces en ti una sola cosa, y nos haces herederos de la antigua promesa, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

4. Cristo, nuestra Pascua, inmolado por nosotros, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

5. Tú, que nos justificaste gratuitamente en virtud de tu redención, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

6. Tú, que has resucitado de la muerte y eres "el Señor", Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison