Liturgia COPTA

Total de días, hasta ahora: 44.

DÍA 28 de MESRA = MESORI = MASRÁ = MESORE

VÍSPERAS

SALMO: Sal. 47. 8-9

De los Salmos de nuestro maestro David, el Profeta. Que sus bendiciones...
Rta: sean con nosotros.

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 47. 8-9:

9 El Señor reina sobre las naciones el Señor se sienta en su trono sagrado.

10 Los nobles de los pueblos se reúnen con el pueblo del Dios de Abraham: del Señor son los poderosos de la tierra, y él se ha elevado inmensamente.

Rta: Aleluya.

+ EVANGELIO: Jn. 15. 7-16
Bendito sea el que viene en el nombre del Señor, nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo, Hijo del Dios vivo, a quien es la gloria para siempre.
Rta: Eternamente, AMÉN.
Jn. 15. 7-16:

7 Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y lo obtendrán.

8 La gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante, y así sean mis discípulos.

9 Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor.

10 Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.

11 Les he dicho esto para que mi gozo sea el de ustedes, y ese gozo sea perfecto.

12 Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he amado.

13 No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.

14 Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.

15 Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre.

16 No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, él se lo concederá.

Rta: Gloria a Dios Eternamente.

MAITINES

SALMO: Sal. 105. 3-4

De los Salmos de nuestro maestro David, el Profeta. Que sus bendiciones...
Rta: sean con nosotros.

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 105. 3-4:

3 ¡Gloríense en su santo Nombre, alégrense los que buscan al Señor!

4 ¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro;

Rta: Aleluya.

+ EVANGELIO: Lc. 16. 19-31
Bendito sea el que viene en el nombre del Señor, nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo, Hijo del Dios vivo, a quien es la gloria para siempre.
Rta: Eternamente, AMÉN.
Lc. 16. 19-31:

19 Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino finísimo y cada día hacía espléndidos banquetes. 20 A su puerta, cubierto de llagas, yacía un pobre llamado Lázaro, 21 que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros iban a lamer sus llagas. 22 El pobre murió y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. El rico también murió y fue sepultado.

23 En la morada de los muertos, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él. 24 Entonces exclamó: “Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en el agua y refresque mi lengua, porque estas llamas me atormentan”. 25 “Hijo mío, respondió Abraham, recuerda que has recibido tus bienes en vida y Lázaro, en cambio, recibió males; ahora él encuentra aquí su consuelo, y tú, el tormento. 26 Además, entre ustedes y nosotros se abre un gran abismo. De manera que los que quieren pasar de aquí hasta allí no pueden hacerlo, y tampoco se puede pasar de allí hasta aquí”. 27 El rico contestó: “Te ruego entonces, padre, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos: que él los prevenga, no sea que ellos también caigan en este lugar de tormento”. 29 Abraham respondió: “Tienen a Moisés y a los Profetas; que los escuchen”. 30 “No, padre Abraham, insistió el rico. Pero si alguno de los muertos va a verlos, se arrepentirán”. 31 Abraham respondió: “Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán”».

Rta: Gloria a Dios Eternamente.

LITURGIA

De las CARTAS de SAN PABLO : Heb. 11. 1-10

Un capítulo de la carta de nuestro Maestro San Pablo el Apóstol, a ... que sus bendiciones sean con nosotros, Amén.

Heb. 11. 1-10:

1 Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven. 2 Por ella nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación.

3 Por la fe, comprendemos que la Palabra de Dios formó el mundo, de manera que lo visible proviene de lo invisible.

4 Por la fe, Abel ofreció a Dios un sacrificio superior al de Caín, y por eso fue reconocido como justo, y así lo atestiguó el mismo Dios al aceptar sus dones. Y por esa misma fe, él continúa hablando, aún después de su muerte.

5 Por la fe, Henoc fue llevado al cielo sin pasar por la muerte. Nadie pudo encontrarlo porque Dios se lo llevó, y de él atestigua la Escritura que antes de ser llevado fue agradable a Dios. 6 Ahora bien, sin la fe es imposible agradar a Dios, porque aquel que se acerca a Dios debe creer que él existe y es el justo remunerador de los que lo buscan.

7 Por la fe, Noé, al ser advertido por Dios acerca de lo que aún no se veía, animado de santo temor, construyó un arca para salvar a su familia. Así, por esa misma fe, condenó al mundo y heredó la justicia que viene de la fe.

8 Por la fe, Abraham, obedeciendo al llamado de Dios, partió hacia el lugar que iba a recibir en herencia, sin saber a dónde iba. 9 Por la fe, vivió como extranjero en la Tierra prometida, habitando en carpas, lo mismo que Isaac y Jacob, herederos con él de la misma promesa. 10 Porque Abraham esperaba aquella ciudad de sólidos cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.
[Catolicón] De las CARTAS CATÓLICAS : Sant. 2. 14-23

Un capítulo de la carta de nuestro Maestro San ... el Apóstol, que sus bendiciones sean con nosotros, Amén.

Sant. 2. 14-23:

14 ¿De qué le sirve a uno, hermanos míos, decir que tiene fe, si no tiene obras? ¿Acaso esa fe puede salvarlo? 15 ¿De qué sirve si uno de ustedes, al ver a un hermano o una hermana desnudos o sin el alimento necesario, 16 les dice: «Vayan en paz, caliéntense y coman», y no les da lo que necesitan para su cuerpo? 17 Lo mismo pasa con la fe: si no va acompañada de las obras, está completamente muerta.

18 Sin embargo, alguien puede objetar: «Uno tiene la fe y otro, las obras». A ese habría que responderle: «Muéstrame, si puedes, tu fe sin las obras. Yo, en cambio, por medio de las obras, te demostraré mi fe». 19 ¿Tú crees que hay un solo Dios? Haces bien. Los demonios también creen, y sin embargo, tiemblan. 20 ¿Quieres convencerte, hombre insensato, de que la fe sin obras es estéril? 21 ¿Acaso nuestro padre Abraham no fue justificado por las obras, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22 ¿Ves cómo la fe no estaba separada de las obras, y por las obras alcanzó su perfección? 23 Así se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó en Dios y esto le fue tenido en cuenta para su justificación, y fue llamado amigo de Dios.
EPRAXIS : Hech. 7. 20-34

Un capitulo de los hechos de nuestros Padres los Apóstoles, los puros y llenos de la gracia del Espíritu Santo, que su Santas bendiciones estén con nosotros. Amén.

Hech. 7. 20-34:

20 En ese tiempo nació Moisés, que era muy hermoso delante de Dios. Durante tres meses fue criado en la casa de su padre, 21 y al ser abandonado, la hija del Faraón lo recogió y lo crió como a su propio hijo. 22 Así Moisés fue iniciado en toda la sabiduría de los egipcios y llegó a ser poderoso en palabras y obras.

23 Al cumplir cuarenta años, sintió un vivo deseo de visitar a sus hermanos, los israelitas. 24 Y como vio que maltrataban a uno de ellos salió en su defensa, y vengó al oprimido matando al egipcio. 25 Moisés pensaba que sus hermanos iban a comprender que Dios, por su intermedio, les daría la salvación. Pero ellos no lo entendieron así. 26 Al día siguiente sorprendió a dos israelitas que se estaban peleando y trató de reconciliarlos, diciéndoles: "Ustedes son hermanos, ¿por qué se hacen daño?". 27 Pero el que maltrataba a su compañero rechazó a Moisés y le dijo: "¿Quién te ha nombrado jefe o árbitro nuestro? 28 ¿Acaso piensas matarme como mataste ayer al egipcio?". 29 A oír esto, Moisés huyó y fue a vivir al país de Madián , donde tuvo dos hijos.

30 Al cabo de cuarenta años se le apareció un ángel en el desierto del monte Sinaí, en la llama de una zarza ardiente. 31 Moisés quedó maravillado ante tal aparición y, al acercarse para ver mejor, oyó la voz del Señor que le decía: 32 "Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob". Moisés, atemorizado, no se atrevía a mirar. 33 Entonces el Señor le dijo: "Quítate las sandalias porque estás pisando un lugar sagrado. 34 Yo he visto la opresión de mi Pueblo que está en Egipto, he oído sus gritos de dolor, y por eso he venido a librarlos. Ahora prepárate, porque he decidido enviarte a Egipto".
SALMO : Sal. 105. 8-10

De los Salmos de nuestro maestro David, el Profeta. Que sus bendiciones...
Rta: sean con nosotros.

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 105. 8-10:

8 Él se acuerda eternamente de su alianza, de la palabra que dio por mil generaciones, 9 del pacto que selló con Abraham, del juramento que hizo a Isaac: 10 él lo confirmó como norma para Jacob, como alianza eterna para Israel,

Rta: Aleluya.

+ EVANGELIO : Mc. 12. 18-27

Bendito sea el que viene en el nombre del Señor, nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo, Hijo del Dios vivo, a quien es la gloria para siempre.
Rta: Eternamente, AMÉN.

Mc. 12. 18-27:

18 Se le acercaron unos saduceos, que son los que niegan la resurrección, y le propusieron este caso: 19 «Maestro, Moisés nos ha ordenado lo siguiente: 'Si alguien está casado y muere sin tener hijos, que su hermano, para darle descendencia, se case con la viuda'. 20 Ahora bien, había siete hermanos. El primero se casó y murió sin tener hijos. 21 El segundo se casó con la viuda y también murió sin tener hijos; lo mismo ocurrió con el tercero; 22 y así ninguno de los siete dejó descendencia. Después de todos ellos, murió la mujer. 23 Cuando resuciten los muertos, ¿de quién será esposa, ya que los siete la tuvieron por mujer?». 24 Jesús les dijo: «¿No será que ustedes están equivocados por no comprender las Escrituras ni el poder de Dios? 25 Cuando resuciten los muertos, ni los hombres ni las mujeres se casarán, sino que serán como ángeles en el cielo. 26 Y con respecto a la resurrección de los muertos, ¿no han leído en el Libro de Moisés, en el pasaje de la zarza, lo que Dios le dijo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? 27 El no es un Dios de muertos, sino de vivientes. Ustedes están en un grave error».

Rta: Gloria a Dios Eternamente.

  1. DÍA ANTERIOR: I. DÍA 26, del Mes de MESRA = MESORI = MASRÁ = MESORE
  2. DÍA SIGUIENTE: DÍA 29, del Mes de MESRA = MESORI = MASRÁ = MESORE