Liturgia COPTA

Total de días, hasta ahora: 44.

DÍA 2 de NACI - NASI - PI KOGY ENAVOT

VÍSPERAS

SALMO: Sal. 19. 3-4

De los Salmos de nuestro maestro David, el Profeta. Que sus bendiciones...
Rta: sean con nosotros.

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 19. 3-4:

4 Sin hablar, sin pronunciar palabras, sin que se escuche su voz, 5 resuena su eco por toda la tierra y su lenguaje, hasta los confines del mundo. Allí puso una carpa para el sol,

Rta: Aleluya.

+ EVANGELIO: Lc. 4. 38-41
Bendito sea el que viene en el nombre del Señor, nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo, Hijo del Dios vivo, a quien es la gloria para siempre.
Rta: Eternamente, AMÉN.
Lc. 4. 38-41:

38 Al salir de la sinagoga, entró en la casa de Simón. La suegra de Simón tenía mucha fiebre, y le pidieron que hiciera algo por ella. 39 Inclinándose sobre ella, Jesús increpó a la fiebre y esta desapareció. En seguida, ella se levantó y se puso a servirlos.

40 Al atardecer, todos los que tenían enfermos afectados de diversas dolencias se los llevaron, y él, imponiendo las manos sobre cada uno de ellos, los curaba. 41 De muchos salían demonios, gritando: «¡Tú eres el Hijo de Dios!». Pero él los increpaba y no los dejaba hablar, porque ellos sabían que era el Mesías.

Rta: Gloria a Dios Eternamente.

MAITINES

SALMO: Sal. 110. 4-5. 7

De los Salmos de nuestro maestro David, el Profeta. Que sus bendiciones...
Rta: sean con nosotros.

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 110. 4-5. 7:

4 El Señor lo ha jurado y no se retractará: "Tú eres sacerdote para siempre, a la manera de Melquisedec".

5 A tu derecha, Señor, él derrotará a los reyes, en el día de su enojo;

7 En el camino beberá del torrente, por eso erguirá su cabeza.

Rta: Aleluya.

+ EVANGELIO: Lc. 5. 18-26
Bendito sea el que viene en el nombre del Señor, nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo, Hijo del Dios vivo, a quien es la gloria para siempre.
Rta: Eternamente, AMÉN.
Lc. 5. 18-26:

18 Llegaron entonces unas personas transportando a un paralítico sobre una camilla y buscaban el modo de entrar, para llevarlo ante Jesús. 19 Como no sabían por dónde introducirlo a causa de la multitud, subieron a la terraza y, desde el techo, lo bajaron con su camilla en medio de la concurrencia y lo pusieron delante de Jesús. 20 Al ver su fe, Jesús le dijo: «Hombre, tus pecados te son perdonados».

21 Los escribas y los fariseos comenzaron a preguntarse: «¿Quién es este que blasfema? ¿Quién puede perdonar los pecados, sino solamente Dios?». 22 Pero Jesús, conociendo sus pensamientos, les dijo: «¿Qué es lo que están pensando? 23 ¿Qué es más fácil decir: 'Tus pecados están perdonados', o 'Levántate y camina'?. 24 Para que ustedes sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados -dijo al paralítico- yo te lo mando, levántate, toma tu camilla y vuelve a tu casa». 25 Inmediatamente se levantó a la vista de todos, tomó su camilla y se fue a su casa alabando a Dios. 26 Todos quedaron llenos de asombro y glorificaban a Dios, diciendo con gran temor: «Hoy hemos visto cosas maravillosas».

Rta: Gloria a Dios Eternamente.

LITURGIA

De las CARTAS de SAN PABLO : 2 Cor. 3. 12-18; 2 Cor. 4. 1-4

Un capítulo de la carta de nuestro Maestro San Pablo el Apóstol, a ... que sus bendiciones sean con nosotros, Amén.

2 Cor. 3. 12-18:

12 Animados con esta esperanza, nos comportamos con absoluta franqueza, 13 y no como Moisés, que se cubría el rostro con un velo para impedir que los israelitas vieran el fin de un esplendor pasajero. 14 Pero se les oscureció el entendimiento, y ese mismo velo permanece hasta el día de hoy en la lectura del Antiguo Testamento, porque es Cristo el que lo hace desaparecer. 15 Sí, hasta el día de hoy aquel velo les cubre la inteligencia siempre que leen a Moisés. 16 Pero al que se convierte al Señor, se le cae el velo. 17 Porque el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor, allí está la libertad. 18 Nosotros, en cambio, con el rostro descubierto, reflejamos, como en un espejo, la gloria del Señor, y somos transfigurados a su propia imagen con un esplendor cada vez más glorioso, por la acción del Señor, que es Espíritu.
2 Cor. 4. 1-4:

1 Por eso, investidos misericordiosamente del ministerio apostólico, no nos desanimamos 2 y nunca hemos callado nada por vergüenza, ni hemos procedido con astucia o falsificando la Palabra de Dios. Por el contrario, manifestando abiertamente la verdad, nos recomendamos a nosotros mismos, delante de Dios, frente a toda conciencia humana. 3 Si nuestro Evangelio todavía resulta impenetrable, lo es sólo para aquellos que se pierden, 4 para los incrédulos, a quienes el dios de este mundo les ha enceguecido el entendimiento, a fin de que no vean resplandecer el Evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.
[Catolicón] De las CARTAS CATÓLICAS : 1 Jn. 5. 1-11

Un capítulo de la carta de nuestro Maestro San ... el Apóstol, que sus bendiciones sean con nosotros, Amén.

1 Jn. 5. 1-11:

1 El que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios; y el que ama al Padre ama también al que ha nacido de él. 2 La señal de que amamos a los hijos de Dios es que amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos. 3 El amor a Dios consiste en cumplir sus mandamientos, y sus mandamientos no son una carga, 4 porque el que ha nacido de Dios, vence al mundo. Y la victoria que triunfa sobre el mundo es nuestra fe. 5 ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

6 Jesucristo vino por el agua y por la sangre; no solamente con el agua, sino con el agua y con la sangre. Y el Espíritu da testimonio porque el Espíritu es la verdad. 7 Son tres los que dan testimonio: 8 el Espíritu, el agua y la sangre; y los tres están de acuerdo. 9 Si damos fe al testimonio de los hombres, con mayor razón tenemos que aceptar el testimonio de Dios. Y Dios ha dado testimonio de su Hijo.

10 El que cree en el Hijo de Dios tiene en su corazón el testimonio de Dios. El que no cree a Dios lo hace pasar por mentiroso, porque no cree en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. 11 Y el testimonio es este: Dios nos dio la Vida eterna, y esa Vida está en su Hijo.
EPRAXIS : Hech. 14. 1-8

Un capitulo de los hechos de nuestros Padres los Apóstoles, los puros y llenos de la gracia del Espíritu Santo, que su Santas bendiciones estén con nosotros. Amén.

Hech. 14. 1-8:

1 En Iconio, Pablo y Bernabé entraron en la sinagoga de los judíos, como lo hacían habitualmente, y predicaron de tal manera que un gran número de judíos y paganos abrazaron la fe. 2 Pero los judíos que no creyeron, incitaron a los paganos y los indispusieron en contra de los hermanos. 3 A pesar de todo, Pablo y Bernabé prolongaron su estadía y hablaban con toda libertad, confiados en el Señor que confirmaba el mensaje de su gracia, dándoles el poder de realizar signos y prodigios. 4 Los habitantes de la ciudad se dividieron en dos bandos, uno en favor de los judíos y otro en favor de los Apóstoles. 5 Pero como los paganos y los judíos, dirigidos por sus jefes, intentaron maltratar y apedrear a los Apóstoles, 6 estos, al enterarse, huyeron a Listra y a Derbe, ciudades de Licaonia, y a sus alrededores; 7 y allí anunciaron la Buena Noticia.

8 Había en Listra un hombre que tenía las piernas paralizadas. Como era tullido de nacimiento, nunca había podido caminar,
SALMO : Sal. 105. 1

De los Salmos de nuestro maestro David, el Profeta. Que sus bendiciones...
Rta: sean con nosotros.

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 105. 1:

1 ¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, hagan conocer entre los pueblos sus proezas;
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 68. 11:

12 El Señor pronuncia una palabra y una legión de mensajeros anuncia la noticia:

Rta: Aleluya.

+ EVANGELIO : Lc. 6. 12-23

Bendito sea el que viene en el nombre del Señor, nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo, Hijo del Dios vivo, a quien es la gloria para siempre.
Rta: Eternamente, AMÉN.

Lc. 6. 12-23:

12 En esos días, Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios. 13 Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles: 14 Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, 15 Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, llamado el Zelote, 16 Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.

17 Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón, 18 para escucharlo y hacerse curar de sus enfermedades. Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban curados; 19 y toda la gente quería tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

20 Entonces Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: 20 «¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!

21 ¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados! ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!

22 ¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y proscriban su nombre, considerándolo infame, a causa del Hijo del hombre!

23 ¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo. De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas!

Rta: Gloria a Dios Eternamente.

  1. DÍA ANTERIOR: I. DÍA 1, del Mes de NACI - NASI - PI KOGY ENAVOT
  2. DÍA SIGUIENTE: DÍA 3, del Mes de NACI - NASI - PI KOGY ENAVOT