Espiritualidad JUDÍA

Cada Semana se lee un grupo de párrafos del Penteteuco (Parashá), y al que le sigue una selección de textos históricos o proféticos (Haftarát). Como el año judío tiene 54 semanas, hay 54 Parashá. Cada una se denomina por la primer palabra del párrafo.
RECORDEMOS que en el culto judío no se lee o pronuncia el NOMBRE DE DIOS: YAHVÉ, e, incluso, no ESCRIBEN "DIOS", sino: "D-os", o algo parecido.

Día 2 :: Día 2

Salmo 10 [Día 2]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 10:

Lámed 1 ¿Por qué te quedas lejos, Señor, y te ocultas en los momentos de peligro? 2 El pobre se consume por la soberbia del malvado y queda envuelto en las intrigas tramadas contra él.

Nun 3 Porque el malvado se jacta de su ambición, el codicioso blasfema y menosprecia al Señor; 4 el impío exclama en el colmo de su arrogancia: "No hay ningún Dios que me pida cuenta". Esto es lo único que piensa.

5 Sus caminos prosperan constantemente; tus juicios, allá arriba, lo tienen sin cuidado; elimina de un soplo a todos sus rivales 6 y se dice a sí mismo: "No vacilaré, seré siempre feliz, no tendré contrariedades".

Pe 7 Su boca está llena de maldiciones, de engaños y de violencias; detrás de sus palabras hay malicia y opresión; 8 se pone al acecho en los poblados y mata al inocente en lugares ocultos. Sus ojos espían a los débiles; 9 acecha ocultamente como el león en su guarida; se agazapa para atrapar al pobre, y lo atrapa arrastrándolo en sus redes.

10 Espía, se inclina, se dobla, y cae sobre el débil con todas sus fuerzas. 11 Luego piensa: "Dios lo olvida; aparta su rostro y nunca ve nada".

Cof 12 ¡Levántate, Señor Dios, alza tu mano, no te olvides de los pobres! 13 ¿Por qué el malvado desprecia a Dios, pensando que tú no pides cuenta?

Res 14 Pero tú lo estás viendo: tú consideras los trabajos y el dolor, para tomarlos en tus propias manos. El débil se encomienda a ti; tú eres el protector del huérfano.

Sin 15 ¡Quiebra el brazo del malvado y del impío, castiga su malicia y no subsistirá! 16 El Señor reina para siempre y los paganos desaparecerán de la tierra.

Tau 17 Tú, Señor, escuchas los deseos de los pobres, los reconfortas y les prestas atención. 18 Tú haces justicia al huérfano y al oprimido: ¡que el hombre hecho de tierra no infunda más temor!

Salmo 11 [Día 2]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 11:

1 Del maestro de coro. De David. Yo tengo mi refugio en el Señor, ¿cómo pueden decirme entonces: "Escapa a la montaña como un pájaro, 2 porque los malvados tienden su arco y ajustan sus flechas a la cuerda, para disparar desde la penumbra contra los rectos de corazón? 3 Cuando ceden los cimientos, ¿qué puede hacer el justo?".

4 Pero el Señor está en su santo Templo, el Señor tiene su trono en el cielo. Sus ojos observan el mundo, sus pupilas examinan a los hombres: 5 el Señor examina al justo y al culpable, y odia al que ama la violencia.

6 Que él haga llover brasas y azufre sobre los impíos, y les toque en suerte un viento abrasador. 7 Porque el Señor es justo y ama la justicia, y los que son rectos verán su rostro.

Salmo 12 [Día 2]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 12:

1 Del maestro de coro. En octava. Salmo de David.

2 ¡Sálvanos, Señor, porque ya no hay gente buena, ha desaparecido la lealtad entre los hombres! 3 No hacen más que mentirse unos a otros, hablan con labios engañosos y doblez de corazón. 4 Que el Señor elimine los labios engañosos y las lenguas jactanciosas de los que dicen: 5 "En la lengua está nuestra fuerza; nuestros labios nos defienden, ¿quién nos dominará?".

6 "Por los sollozos del humilde y los gemidos del pobre, ahora me levantaré -dice el Señor- y daré mi ayuda al que suspira por ella". 7 Las promesas del Señor son sinceras como plata purificada en el crisol, depurada siete veces. 8 Tú nos protegerás, Señor, nos preservarás para siempre de esa gente; 9 por todas partes merodean los malvados y se encumbran los hombres más indignos.

Salmo 13 [Día 2]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 13:

1 Del maestro de coro. Salmo de David.

2 ¿Hasta cuándo me tendrás olvidado, Señor? ¿Eternamente? ¿Hasta cuándo me ocultarás tu rostro?

3 ¿Hasta cuándo mi alma estará acongojada y habrá pesar en mi corazón, día tras día? ¿Hasta cuándo mi enemigo prevalecerá sobre mí?

4 ¡Mírame, respóndeme, Señor, Dios mío! Ilumina mis ojos, para que no caiga en el sueño de la muerte, 5 para que mi enemigo no pueda decir: "Lo he vencido", ni mi adversario se alegre de mi fracaso.

6 Yo confío en tu misericordia: que mi corazón se alegre porque me salvaste. ¡Cantaré al Señor porque me ha favorecido!

Salmo 14 [Día 2]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 14:

1 Del maestro de coro. De David. El necio se dice a sí mismo: "No hay Dios". Todos están pervertidos, hacen cosas abominables, nadie practica el bien.

2 El Señor observa desde el cielo a los seres humanos, para ver si hay alguien que sea sensato, alguien que busque a Dios.

3 Todos están extraviados, igualmente corrompidos; nadie practica el bien, ni siquiera uno solo.

4 ¿Nunca aprenderán los malvados, los que devoran a mi pueblo como si fuera pan, y no invocan al Señor?

5 Miren cómo tiemblan de espanto, porque Dios está a favor de los justos. 6 Ustedes se burlan de las aspiraciones del pobre, pero el Señor es su refugio.

7 ¡Ojalá venga desde Sión la salvación de Israel! Cuando el Señor cambie la suerte de su pueblo, se alegrará Jacob, se regocijará Israel.

Salmo 15 [Día 2]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 15:

1 Salmo de David. Señor, ¿quién se hospedará en tu Carpa?, ¿quién habitará en tu santa Montaña?

2 El que procede rectamente y practica la justicia; el que dice la verdad de corazón 3 y no calumnia con su lengua. El que no hace mal a su prójimo ni agravia a su vecino, 4 el que no estima a quien Dios reprueba y honra a los que temen al Señor. El que no se retracta de lo que juró, aunque salga perjudicado; 5 el que no presta su dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que procede así, nunca vacilará.

Salmo 16 [Día 2]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 16:

1 Mictán de David. Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti. 2 Yo digo al Señor: "Señor, tú eres mi bien, no hay nada superior a ti".

3 Ellos, en cambio, dicen a los dioses de la tierra: "Mis príncipes, ustedes son toda mi alegría". 4 Multiplican sus ídolos y corren tras ellos, pero yo no les ofreceré libaciones de sangre, ni mis labios pronunciarán sus nombres.

5 El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz, ¡tú decides mi suerte! 6 Me ha tocado un lugar de delicias, estoy contento con mi herencia.

7 Bendeciré al Señor que me aconseja, ¡hasta de noche me instruye mi conciencia! 8 Tengo siempre presente al Señor: él está a mi lado, nunca vacilaré.

9 Por eso mi corazón se alegra, se regocijan mis entrañas y todo mi ser descansa seguro: 10 porque no me entregarás a la Muerte ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro.

11 Me harás conocer el camino de la vida, saciándome de gozo en tu presencia, de felicidad eterna a tu derecha.

Salmo 17 [Día 2]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 17:

1 Oración de David. Escucha, Señor, mi justa demanda, atiende a mi clamor; presta oído a mi plegaria, porque en mis labios no hay falsedad.

2 Tú me harás justicia, porque tus ojos ven lo que es recto: 3 si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego, no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió 4 ante los malos tratos de los hombres; yo obedecí fielmente a tu palabra, 5 y mis pies se mantuvieron firmes en los caminos señalados: ¡mis pasos nunca se apartaron de tus huellas!

6 Yo te invoco, Dios mío, porque tú me respondes: inclina tu oído hacia mí y escucha mis palabras. 7 Muestra las maravillas de tu gracia, tú que salvas de los agresores a los que buscan refugio a tu derecha.

8 Protégeme como a la pupila de tus ojos; escóndeme a la sombra de tus alas 9 de los malvados que me acosan, del enemigo mortal que me rodea.

10 Se han encerrado en su obstinación, hablan con arrogancia en los labios; 11 sus pasos ya me tienen cercado, se preparan para derribarme por tierra, 12 como un león ávido de presa, como un cachorro agazapado en su guarida.

13 Levántate, Señor, enfréntalo, doblégalo; líbrame de los malvados con tu espada, 14 y con tu mano, Señor, sálvame de los hombres: de los mortales que lo tienen todo en esta vida. Llénales el vientre con tus riquezas; que sus hijos también queden hartos y dejen el resto para los más pequeños. 15 Pero yo, por tu justicia, contemplaré tu rostro, y al despertar, me saciaré de tu presencia.
* Jesús, María, José, la Sagrada Familia, eran una familia JUDÍA. Jesús era un judío practicante: iba cada Sábado a la Sinagoga, a participar del culto comunitario. Lc. 4. 16 cuenta que hace la lectura, y lee el libro del profeta Isaías; técnicamente, hizo la lectura de la HAFTARAT (como MAFTIR), o sea, leyó la selección de textos históricos o proféticos, relacionado a la Parashá de la semana (grupo de párrafos de la Torá = Pentateuco, que se leen en las casas y en las sinagogas, y que se lee después de la Parashá semanal).
* Este lugar nos ayudará a conocer nuestras raíces judías, y muchas razones por las que hacemos algunas cosas en la Iglesia.