Espiritualidad JUDÍA

Cada Semana se lee un grupo de párrafos del Penteteuco (Parashá), y al que le sigue una selección de textos históricos o proféticos (Haftarát). Como el año judío tiene 54 semanas, hay 54 Parashá. Cada una se denomina por la primer palabra del párrafo.
RECORDEMOS que en el culto judío no se lee o pronuncia el NOMBRE DE DIOS: YAHVÉ, e, incluso, no ESCRIBEN "DIOS", sino: "D-os", o algo parecido.

Día 29 :: Día 29

Salmo 140 [Día 29]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 140:

1 Del maestro de coro. Salmo de David.

2 Líbrame, Señor, de la gente malvada, protégeme de los hombres violentos, 3 de los que sólo piensan en hacer el mal y provocan discordias todo el día. 4 Ellos afilan su lengua como serpientes, en sus labios hay veneno de víboras.

5 Defiéndeme, Señor, de las manos del impío, protégeme de los hombres violentos, de los que intentan hacerme tropezar y han tendido una red ante mis pies: 6 los prepotentes me han ocultado trampas y lazos, me han puesto asechanzas al borde del camino.

7 Pero yo digo al Señor: "Tú eres mi Dios": escucha, Señor, el clamor de mi súplica; 8 Señor, mi Señor, mi ayuda poderosa, recubre mi cabeza en el momento del combate.

9 No satisfagas los deseos del malvado ni dejes que se cumplan sus proyectos; 10 que no levanten cabeza los que me asedian, y su maledicencia los envuelva.

11 Que se acumulen sobre ellos carbones encendidos, que caigan en lo profundo y no puedan levantarse. 12 Que los difamadores no estén seguros en la tierra, y la desgracia persiga a muerte al violento.

13 Yo sé que el Señor hace justicia a los humildes y defiende los derechos de los pobres. 14 Sí, los justos darán gracias a tu Nombre y los buenos vivirán en tu presencia.

Salmo 141 [Día 29]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 141:

1 Salmo de David. Yo te invoco, Señor, ven pronto en mi ayuda: escucha mi voz cuando te llamo; 2 que mi oración suba hasta ti como el incienso, y mis manos en alto, como la ofrenda de la tarde.

3 Coloca, Señor, un guardián en mi boca y un centinela a la puerta de mis labios; 4 no dejes que mi corazón se incline a la maldad, o a cometer delitos con hombres perversos. ¡No, nunca gustaré de sus manjares! 5 Que el justo me golpee como amigo y me corrija, pero que el óleo del malvado no perfume mi cabeza: yo seguiré oponiendo mi oración a sus maldades.

6 Sus príncipes cayeron despeñados, esos que se complacían en oírme decir: 7 "Como una piedra de molino hecha pedazos están esparcidos nuestros huesos ante las fauces del Abismo".

8 Pero mis ojos, Señor, están fijos en ti: en ti confío, no me dejes indefenso. 9 Protégeme del lazo que me han tendido y de las trampas de los que hacen el mal.

10 ¡Caigan los malvados en sus propias redes, mientras yo paso sin hacerme daño!

Salmo 142 [Día 29]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 142:

1 Poema de David. Cuando estaba en la cueva. Oración.

2 Invocaré al Señor con toda mi voz, con toda mi voz suplicaré al Señor; 3 expondré mi queja ante él, expresaré mi angustia en su presencia.

4 Ya se me acaba el aliento, pero tú conoces mi camino: en la senda por donde voy me han ocultado una trampa.

5 Miro a la derecha, observo, y no hay nadie que se ocupe de mí; ya no tengo dónde refugiarme, nadie se interesa por mi vida.

6 Por eso clamo a ti, Señor, 6 y te digo: "Tú eres mi refugio, mi herencia en la tierra de los vivientes".

7 Atiende a mi clamor, porque estoy en la miseria; líbrame de mis perseguidores, porque son más fuertes que yo.

8 Sácame de la prisión, y daré gracias a tu Nombre: porque los justos esperan que me concedas tu favor.

Salmo 143 [Día 29]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 143:

1 Salmo de David. Señor, escucha mi oración, atiende a mi plegaria; respóndeme, por tu fidelidad y tu justicia.

2 No llames a juicio a tu servidor, porque ningún ser viviente es justo en tu presencia. 3 El enemigo me persiguió a muerte, aplastó mi vida contra el suelo; me introdujo en las tinieblas, como a los muertos de hace muchos años.

4 El aliento se extingue en mi interior, mi corazón desfallece en mi pecho. 5 Me acuerdo de los tiempos pasados, medito todas tus acciones; considero la obra de tus manos 6 y extiendo mis brazos hacia ti: suspiro por ti como tierra reseca.

7 Respóndeme en seguida, Señor, porque estoy sin aliento. No me ocultes tu rostro, para que yo no sea como los que bajan a la fosa.

8 Que yo experimente tu amor por la mañana, porque confío en ti; indícame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

9 Líbrame, Señor, de mis enemigos, porque me refugio en ti; 10 enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios. Que tu espíritu bondadoso me conduzca por una tierra llana.

11 Por amor de tu Nombre, Señor, consérvame la vida. Por tu justicia, sácame del peligro; 12 por tu fidelidad, destruye a mi enemigo; aniquila a mis opresores, porque yo soy tu servidor.

Salmo 144 [Día 29]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 144:

1 De David. Afirmación del poder de Dios Bendito sea el Señor, mi Roca, el que adiestra mis brazos para el combate y mis manos para la lucha.

2 Él es mi bienhechor y mi fortaleza, mi baluarte y mi libertador; él es el escudo con que me resguardo, y el que somete los pueblos a mis pies.

3 Señor, ¿qué es el hombre para que tú lo cuides, y el ser humano, para que pienses en él? 4 El hombre es semejante a un soplo, y sus días son como una sombra fugaz.

5 Inclina tu cielo, Señor, y desciende; toca las montañas para que arrojen humo. 6 Lanza un rayo y dispersa a tus enemigos, dispara tus flechas, y confúndelos.

7 Extiende tu mano desde lo alto, y líbrame de las aguas caudalosas; sálvame del poder de los extranjeros, 8 que dicen mentiras con la boca y tienen las manos llenas de traición.

9 Dios mío, yo quiero cantarte un canto nuevo y tocar para ti con el arpa de diez cuerdas, 10 porque tú das la victoria a los reyes y libras a David, tu servidor. Líbrame de la espada maligna, 11 sálvame del poder de los extranjeros, que dicen mentiras con la boca y tienen las manos llenas de traición.

12 Que nuestros hijos sean como plantas, florecientes en plena juventud; que nuestras hijas se asemejen a columnas, esculpidas como las de un palacio.

13 Que nuestros graneros estén repletos con productos de todas las especies; que nuestros rebaños se reproduzcan a millares en todas nuestras praderas.

14 Que nuestros bueyes estén bien cargados, que no haya brechas ni aberturas en los muros ni gritos de angustia en nuestras plazas.

15 ¡Feliz el pueblo que tiene todo esto, feliz el pueblo cuyo Dios es el Señor!
* Jesús, María, José, la Sagrada Familia, eran una familia JUDÍA. Jesús era un judío practicante: iba cada Sábado a la Sinagoga, a participar del culto comunitario. Lc. 4. 16 cuenta que hace la lectura, y lee el libro del profeta Isaías; técnicamente, hizo la lectura de la HAFTARAT (como MAFTIR), o sea, leyó la selección de textos históricos o proféticos, relacionado a la Parashá de la semana (grupo de párrafos de la Torá = Pentateuco, que se leen en las casas y en las sinagogas, y que se lee después de la Parashá semanal).
* Este lugar nos ayudará a conocer nuestras raíces judías, y muchas razones por las que hacemos algunas cosas en la Iglesia.