Espiritualidad JUDÍA

Cada Semana se lee un grupo de párrafos del Penteteuco (Parashá), y al que le sigue una selección de textos históricos o proféticos (Haftarát). Como el año judío tiene 54 semanas, hay 54 Parashá. Cada una se denomina por la primer palabra del párrafo.
RECORDEMOS que en el culto judío no se lee o pronuncia el NOMBRE DE DIOS: YAHVÉ, e, incluso, no ESCRIBEN "DIOS", sino: "D-os", o algo parecido.

Día 6 :: Día 6

Salmo 35 [Día 6]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 35:

1 De David. Pedido de auxilio contra los perseguidores Combate, Señor, a los que me atacan, pelea contra los que me hacen la guerra.

2 Toma el escudo y el broquel, levántate y ven en mi ayuda; 3 empuña la lanza y la jabalina para enfrentar a mis perseguidores; dime: "Yo soy tu salvación".

4 Que sufran una derrota humillante los que intentan quitarme la vida; que vuelvan la espalda confundidos los que traman mi perdición.

5 Que sean como la paja ante el viento, mientras el Ángel del Señor los arrastra; 6 que su camino sea oscuro y resbaladizo, mientras el Ángel del Señor los persigue.

7 Porque me tendieron sus redes sin motivo y me cavaron una fosa mortal: 8 ¡que los sorprenda un desastre imprevisto; que sean atrapados por sus propias redes, y caigan en la fosa que ellos mismos cavaron!

9 Pero yo me alegraré en el Señor, me regocijaré por su victoria; 10 todo mi ser proclamará: "Señor, no hay nadie igual a ti; tú libras al débil de las manos del más fuerte, y al pobre, de aquel que lo despoja".

11 Se presentan contra mí testigos falsos; me piden cuenta de cosas que ignoro; 12 me devuelven mal por bien, dejando mi alma desolada.

13 Yo, en cambio, cuando ellos estaban enfermos, me cubría con ropas de penitente, afligía mi alma con ayunos y oraba con la cabeza inclinada.

14 Ellos eran para mí como un amigo o un hermano, y yo andaba triste y abatido, como quien llora la muerte de su madre.

15 Pero cuando tropecé ellos se alegraron, se juntaron todos contra mí y me golpearon sorpresivamente; me desgarraban sin cesar, 16 se burlaban de mí con crueldad y rechinaban contra mí sus dientes.

17 Señor, ¿cuánto tiempo vas a tolerarlo? Líbrame de los animales rugientes, salva mi vida de los leones; 18 y te daré gracias en la gran asamblea, te alabaré en medio de una multitud.

19 ¡Que no canten victoria mis enemigos traicioneros, ni se guiñen el ojo los que me odian sin motivo!

20 Ellos no hablan de paz, sino que atacan a los oprimidos de la tierra; traman planes engañosos 21 y se ríen de mí a carcajadas, diciendo: "Lo hemos visto con nuestros propios ojos".

22 Tú también lo has visto, Señor, no te calles; no te quedes lejos de mí, Señor: 23 ¡despiértate, levántate, Dios mío, Señor mío, defiende mi causa!

24 Júzgame según tu justicia, Señor: Dios mío, que no canten victoria sobre mí; 25 que no piensen: "Se cumplió nuestro deseo", ni digan: "Lo hemos devorado".

26 Que sufran una derrota humillante los que se alegran de mi desgracia; que se cubran de confusión y de vergüenza los que se envalentonan contra mí.

27 Canten, en cambio, y alégrense, los que desean mi triunfo; los que desean mi felicidad, repitan siempre: "¡Qué grande es el Señor!".

28 Entonces mi lengua pregonará tu justicia, y cada día proclamaré tu alabanza.

Salmo 36 [Día 6]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 36:

1 Del maestro de coro. De David, el servidor del Señor.

2 El pecado habla al impío en el fondo de su corazón; para él no hay temor de Dios, 3 porque se mira con tan buenos ojos que no puede descubrir ni aborrecer su culpa.

4 Las palabras de su boca son maldad y traición; dejó de ser sensato y de practicar el bien; 5 en su lecho, sólo piensa hacer el mal, se obstina en el camino del crimen y no reprueba al malvado.

6 Tu misericordia, Señor, llega hasta el cielo, tu fidelidad hasta las nubes. 7 Tu justicia es como las altas montañas, tus juicios, como un océano inmenso. Tú socorres a los hombres y a las bestias: 8 ¡qué inapreciable es tu misericordia, Señor! Por eso los hombres se refugian a la sombra de tus alas.

9 Se sacian con la abundancia de tu casa, les das de beber del torrente de tus delicias. 10 En ti está la fuente de la vida, y por tu luz vemos la luz.

11 Extiende tu gracia sobre los que te reconocen, y tu justicia sobre los rectos de corazón. 12 ¡Que el pie del orgulloso no me alcance ni me derribe la mano del malvado!

13 Miren cómo cayeron los malhechores: fueron derribados, y ya no podrán levantarse.

Salmo 37 [Día 6]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 37:

1 De David. Alef No te exasperes a causa de los malos, ni envidies a los que cometen injusticias, 2 porque pronto se secarán como el pasto y se marchitarán como la hierba verde.

Bet 3 Confía en el Señor y practica el bien; habita en la tierra y vive tranquilo: 4 que el Señor sea tu único deleite, y él colmará los deseos de tu corazón.

Guímel 5 Encomienda tu suerte al Señor, confía en él, y él hará su obra; 6 hará brillar tu justicia como el sol y tu derecho, como la luz del mediodía.

Dálet 7 Descansa en el Señor y espera en él; no te exasperes por el hombre que triunfa, ni por el que se vale de la astucia 14c para derribar al pobre y al humilde.

He 8 Domina tu enojo, reprime tu ira; no te exasperes, no sea que obres mal: 9 porque los impíos serán aniquilados, y los que esperan al Señor, poseerán la tierra.

Vau 10 Un poco más, y el impío ya no existirá; si buscas su casa, ya no estará; 11 pero los humildes poseerán la tierra y gozarán de una gran felicidad.

Zain 12 El malvado urde intrigas contra el justo, y al verlo, rechinan sus dientes; 13 pero el Señor se burla de él, sabiendo que se le acerca la hora.

Jet 14 Los impíos desenvainan la espada y tienden sus arcos para matar al justo; 15 pero su espada les atravesará el corazón y sus arcos quedarán destrozados.

Tet 16 Vale más la pobreza del justo que las grandes riquezas del malvado: 17 porque los brazos del impío se quebrarán, pero el Señor sostiene a los justos.

Iod 18 El Señor se preocupa de los buenos y su herencia permanecerá para siempre; 19 no desfallecerán en los momentos de penuria, y en tiempos de hambre quedarán saciados.

Caf 20 Pero los malvados irán a la ruina, y los enemigos del Señor pasarán como la hermosura de los prados, se disiparán más pronto que el humo.

Lámed 21 El impío pide prestado y no devuelve, el justo, en cambio, da con generosidad; 22 los que el Señor bendice, poseerán la tierra, y los que él maldice, serán exterminados.

Mem 23 El Señor asegura los pasos del hombre en cuyo camino se complace: 24 aunque caiga no quedará postrado, porque el Señor lo lleva de la mano.

Nun 25 Yo fui joven, ahora soy viejo, y nunca vi a un justo abandonado, ni a sus hijos mendigando el pan; 26 él presta siempre con generosidad y su descendencia será bendecida.

Sámec 27 Aléjate del mal, practica el bien, y siempre tendrás una morada, 28 porque el Señor ama la justicia y nunca abandona a sus fieles. Ain Los impíos serán aniquilados y su descendencia quedará extirpada, 29 pero los justos poseerán la tierra y habitarán en ella para siempre.

Pe 30 La boca del justo expresa sabiduría y su lengua dice lo que es recto: 31 la ley de Dios está en su corazón y sus pasos no vacilan.

Sade 32 El malvado está al acecho del justo con la intención de matarlo, 33 pero el Señor no lo abandona en sus manos ni deja que lo condenen en el juicio.

Cof 34 Espera en el Señor y sigue su camino: 40b él te librará de los impíos; 34b te honrará con la posesión de la tierra y tú mismo verás la ruina de los malos.

Res 35 Yo vi a un impío lleno de arrogancia, que florecía como un cedro frondoso; 36 pasé otra vez, y ya no estaba, lo busqué, y no se lo pudo encontrar.

Sin 37 Observa al inocente, fíjate en el bueno: el que busca la paz tendrá una descendencia; 38 pero los pecadores serán aniquilados y su descendencia quedará extirpada.

Tau 39 La salvación de los justos viene del Señor, él es su refugio en el momento del peligro; 40 el Señor los ayuda y los libera, los salva porque confiaron en él.

Salmo 38 [Día 6]

Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 38:

1 Salmo de David. En memoria.

2 Señor, no me reprendas por tu enojo ni me castigues por tu indignación. 3 Porque me han traspasado tus flechas y tu brazo se descargó sobre mí: 4 no hay parte sana en mi carne, a causa de tu furor. No hay nada intacto en mis huesos, a causa de mis pecados; 5 me siento ahogado por mis culpas: son como un peso que supera mis fuerzas.

6 Mis heridas hieden y supuran, a causa de mi insensatez; 7 estoy agobiado, decaído hasta el extremo, y ando triste todo el día.

8 Siento un ardor en mis entrañas, y no hay parte sana en mi carne; 9 estoy agotado, deshecho totalmente, y rujo con más fuerza que un león.

10 Tú, Señor, conoces todos mis deseos, y no se te ocultan mis gemidos: 11 mi corazón palpita, se me acaban las fuerzas, y me falta hasta la luz de mis ojos.

12 Mis amigos y vecinos se apartan de mis llagas, mis parientes se mantienen a distancia; 13 los que atentan contra mí me tienden lazos, y los que buscan mi ruina me amenazan de muerte; todo el día proyectan engaños.

14 Pero yo, como un sordo, no escucho; como un mudo, no abro la boca: 15 me parezco a uno que no oye y no tiene nada que replicar.

16 Yo espero en ti, Señor: tú me responderás, Señor, Dios mío. 17 Sólo te pido que no se rían de mí, ni se aprovechen cuando tropiecen mis pies.

18 Porque estoy a punto de caer y el dolor no se aparta de mí: 19 sí, yo confieso mi culpa y estoy lleno de pesar por mi pecado.

20 Mis enemigos mortales son fuertes; y son muchos los que me odian sin motivo, 21 los que me retribuyen con maldades y me atacan porque busco el bien.

22 Pero tú, Señor, no me abandones, Dios mío, no te quedes lejos de mí; 23 ¡apresúrate a venir en mi ayuda, mi Señor, mi salvador!
* Jesús, María, José, la Sagrada Familia, eran una familia JUDÍA. Jesús era un judío practicante: iba cada Sábado a la Sinagoga, a participar del culto comunitario. Lc. 4. 16 cuenta que hace la lectura, y lee el libro del profeta Isaías; técnicamente, hizo la lectura de la HAFTARAT (como MAFTIR), o sea, leyó la selección de textos históricos o proféticos, relacionado a la Parashá de la semana (grupo de párrafos de la Torá = Pentateuco, que se leen en las casas y en las sinagogas, y que se lee después de la Parashá semanal).
* Este lugar nos ayudará a conocer nuestras raíces judías, y muchas razones por las que hacemos algunas cosas en la Iglesia.