Espiritualidad JUDÍA

Cada Semana se lee un grupo de párrafos del Penteteuco (Parashá), y al que le sigue una selección de textos históricos o proféticos (Haftarát). Como el año judío tiene 54 semanas, hay 54 Parashá. Cada una se denomina por la primer palabra del párrafo.
RECORDEMOS que en el culto judío no se lee o pronuncia el NOMBRE DE DIOS: YAHVÉ, e, incluso, no ESCRIBEN "DIOS", sino: "D-os", o algo parecido.

VEZOT HABERAJÁ: Deut. 33. 1 al 34. 12

ALIÁ 1 [ Deut. 33. 1-7 ]
Podemos rezar tambien con estas biblias...
MOSHÉ BENDICE CADA TRIBU DE ISRAEL

Deut. 33. 1-7

1 Esta es la bendición con que Moisés, el hombre de Dios, bendijo a los israelitas antes de morir. 2 Él dijo: “ El Señor vino del Sinaí, brilló para ellos desde Seír; resplandeció desde el monte Parán y llegó a Meribá de Cades, desde el sur hasta las pendientes.

3 Él ama de veras a los pueblos; ¡todos sus santos están en tus manos! Ellos se postran a tus pies, cada uno recibe tus palabras.

4 Moisés nos prescribió una Ley, que es la posesión de la asamblea de Jacob.

5 Y hubo un rey en Iesurún, cuando se reunieron los jefes del pueblo, junto con las tribus de Israel.

6 Que viva Rubén y no muera, aunque sus hombres sean pocos”.

7 De Judá dijo lo siguiente: “Escucha, Señor, la voz de Judá, y reintégralo a su pueblo; él se defenderá con su mano y tú serás una ayuda contra sus adversarios”.
ALIÁ 2 [ Deut. 33. 8-12 ]
Podemos rezar tambien con estas biblias...
MOSHÉ BENDICE A LEVÍ

Deut. 33. 8-12

8 Dijo acerca de Leví: “Que tu Tumím y tu Urím estén con tu hombre de confianza: el que pusiste a prueba en Masá y por quien litigaste junto a las aguas de Meribá;

9 el que dijo de su padre y de su madre: ‘No los he visto’; el que no reconoció a sus hermanos e ignoró hasta a sus propios hijos. Porque ellos observaron tu palabra y mantuvieron tu alianza.

10 Ellos enseñan tus normas a Jacob y tu Ley a Israel; hacen subir hasta ti el incienso y ofrecen el holocausto en tu altar.

11 Bendice, Señor, su valor y acepta la obra de sus manos. Castiga las espaldas de sus agresores y que sus enemigos no se levanten más”.

12 Dijo acerca de Benjamín: “El amado del Señor habita seguro junto a aquel que lo protege constantemente; y habita entre los flancos de sus colinas”.
ALIÁ 3 [ Deut. 33. 13-17 ]
Podemos rezar tambien con estas biblias...
MOSHÉ BENDICE A JOSÉ

Deut. 33. 13-17

13 Dijo acerca de José: “Que el Señor bendiga su tierra con el más excelente don del cielo –el rocío– y con el océano que se extiende por debajo;

14 con los mejores productos del sol y los brotes más escogidos de cada lunación;

15 con las primicias de las montañas seculares y la riqueza de las colinas eternas;

16 con la fecundidad de la tierra y con su plenitud, y con el favor del que mora en la Zarza. Que todo esto descienda sobre la cabeza de José, sobre la frente del consagrado entre sus hermanos.

17 Él es un toro primogénito: a él, la gloria; sus cuernos son cuernos de búfalo: con ellos embiste a los pueblos hasta los confines de la tierra. Así son las decenas de miles de Efraím, así son los millares de Manasés”.
ALIÁ 4 [ Deut. 33. 18-21 ]
Podemos rezar tambien con estas biblias...
MOSHÉ BENDICE A ZABULÓN, ISACAR Y A GAD

Deut. 33. 18-21

18 Dijo acerca de Zabulón: “Alégrate, Zabulón, de tus salidas, y tú, Isacar, en tus carpas.

19 Ellos convocan a los pueblos en la montaña, donde ofrecen sacrificios legítimos, porque disfrutan de la abundancia de los mares y de los tesoros ocultos en la arena”.

20 Dijo acerca de Gad: “¡Bendito sea el que abre campo libre a Gad! Tendido como una leona, despedaza el brazo y también la cabeza.

21 Él se atribuyó las primicias, porque allí estaba reservada la porción de un jefe. Él vino con los jefes del pueblo, ejecutó la justicia del Señor y sus juicios en favor de Israel”.
ALIÁ 5 [ Deut. 33. 22-26 ]
Podemos rezar tambien con estas biblias...
MOSHÉ BENDINCE A DAN, NEFTALÍ Y ASHER

Deut. 33. 22-26

22 Dijo acerca de Dan: “Dan es un cachorro de león, que se abalanza desde Basán”.

23 Dijo acerca de Neftalí: “Neftalí, saciado de favor y colmado de la bendición del Señor, toma posesión del oeste y del sur”.

24 Y dijo acerca de Aser: “¡Bendito sea Aser entre todos los hijos! Que sea el favorito de sus hermanos y que bañe sus pies en aceite.

25 Que tus cerrojos sean de hierro y de bronce, y tu poder dure tanto como tus días.

26 Iesurún, no hay nadie como Dios, que cabalga por los cielos para venir en tu ayuda, y por las nubes, lleno de majestad.
ALIÁ 6 [ Deut. 33. 27-29 ]
Podemos rezar tambien con estas biblias...
MOSHÉ ALABA A HASHEM

Deut. 33. 27-29

27 El Dios de los tiempos antiguos es un refugio, y sus brazos obran desde siempre aquí abajo. Él expulsó a tus enemigos delante de ti y ordenó: ¡Extermina!

28 Así Israel habita seguro, la fuente de Jacob, en un lugar apartado, en una tierra de trigo y de vino, cuyo cielo destila rocío.

29 ¡Dichoso tú, Israel! ¿Quién es como tú, pueblo salvado por el Señor? Él es tu escudo protector, tu espada victoriosa. Tus enemigos te adularán, pero tú pisotearás sus espaldas”.
ALIÁ 7 [ Deut. 34. 1-12 ]
Podemos rezar tambien con estas biblias...
MUERTE DE MOSHÉ

Deut. 34. 1-12

1 Moisés subió de las estepas de Moab al monte Nebo, a la cima del Pisgá, frente a Jericó, y el Señor le mostró todo el país: Galaad hasta Dan, 2 todo Neftalí, el territorio de Efraím y Manasés, todo el territorio de Judá hasta el mar Occidental, 3 el Négueb, el Distrito y el valle de Jericó –la Ciudad de las Palmeras– hasta Soar. 4 Y el Señor le dijo: “Esta es la tierra que prometí con juramento a Abraham, a Isaac y a Jacob, cuando les dije: ‘Yo se la daré a tus descendientes’. Te he dejado verla con tus propios ojos, pero tú no entrarás en ella”.

5 Allí murió Moisés, el servidor del Señor, en territorio de Moab, como el Señor lo había dispuesto. 6 Él mismo lo enterró en el Valle, en el país de Moab, frente a Bet Peor, y nadie, hasta el día de hoy, conoce el lugar donde fue enterrado. 7 Cuando murió, Moisés tenía ciento veinte años, pero sus ojos no se habían debilitado, ni había disminuido su vigor. 8 Los israelitas lloraron a Moisés durante treinta días en las estepas de Moab. Así se cumplió el período de llanto y de duelo por la muerte de Moisés.

9 Josué, hijo de Nun, estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había impuesto sus manos sobre él; y los israelitas le obedecieron, obrando de acuerdo con la orden que el Señor había dado a Moisés.

10 Nunca más surgió en Israel un profeta igual a Moisés –con quien el Señor departía cara a cara– 11 ya sea por todas las señales y prodigios que el Señor le mandó realizar en Egipto contra el Faraón, contra todos sus servidores y contra todo su país, 12 ya sea por la gran fuerza y el terrible poder que él manifestó en presencia de todo Israel.
JAZAK, JAZAK, VENITJAZEK

Esta Perashá se lee siempre en Simjat Torá. A continuación se lee Jatán Bereshit (Bereshit, Génesis, 1:1 -2:3) Haftará: Iehoshúa (Josué) 1:1-18.

1. Sefaradim + Ashkenazim [ Jos. 1. 1-18 ]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SÉ FUERTE, FUERTE, Y NOS FORTALECEREMOS

Jos. 1. 1-18

1 Después de la muerte de Moisés, el servidor del Señor, el Señor dijo a Josué, hijo de Nun y ayudante de Moisés: 2 “Mi servidor Moisés ha muerto. Ahora levántate y cruza el Jordán con todo este pueblo, para ir hacia la tierra que yo daré a los israelitas. 3 Yo les entrego todos los lugares donde ustedes pondrán la planta de sus pies, como se lo prometí a Moisés. 4 El territorio de ustedes se extenderá desde el desierto y desde el Líbano hasta el Gran Río, el río Éufrates, y hasta el Gran Mar, al occidente. 5 Mientras vivas, nadie resistirá delante de ti; yo estaré contigo como estuve con Moisés: no te dejaré ni te abandonaré. 6 Sé valiente y firme: tú vas a poner a este pueblo en posesión del país que yo les daré, porque así lo juré a sus padres. 7 Basta que seas fuerte y valiente, para obrar en todo según la Ley que te dio Moisés, mi servidor. No te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, y así tendrás éxito en todas tus empresas. 8 Que el libro de esta Ley nunca se aparte de ti: medítalo día y noche, para obrar fielmente en todo conforme a lo que está escrito en él. Así harás prosperar tus empresas y tendrás éxito. 9 ¿Acaso no soy yo el que te ordeno que seas fuerte y valiente? No temas ni te acobardes, porque el Señor, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas”.

10 Entonces Josué dio a los escribas del pueblo la siguiente orden: 11 “Recorran el campamento y manden al pueblo que haga provisión de víveres, porque dentro de tres días pasarán el Jordán para ir a ocupar la tierra que el Señor, su Dios, les da en posesión”. 12 Luego dijo a los rubenitas, a los gaditas y a la mitad de la tribu de Manasés: 13 “Recuerden la orden que les dio Moisés, el servidor del Señor, cuando dijo: ‘El Señor, su Dios, les concede el descanso y les da este territorio. 14 Sus mujeres, sus niños y sus rebaños se quedarán en el territorio que les dio Moisés, al otro lado del Jordán. Pero ustedes, todos los guerreros, cruzarán equipados con sus armas al frente de sus hermanos, para prestarles ayuda, 15 hasta que el Señor les conceda el descanso lo mismo que a ustedes, y también ellos tomen posesión de la tierra que les da el Señor, su Dios. Entonces volverán al territorio que les pertenece, aquel que les dio Moisés, el servidor del Señor, al otro lado del Jordán, hacia el oriente’”. 16 Ellos respondieron a Josué: “Haremos todo lo que nos ordenes e iremos adonde nos mandes. 17 Así como obedecimos en todo a Moisés, también te obedeceremos a ti. Basta que el Señor esté contigo como estuvo con él. 18 Cualquiera que se rebele contra tus órdenes y no te obedezca en todo lo que nos mandes, será castigado con la muerte. Tú, por tu parte, sé fuerte y valiente”.
* Jesús, María, José, la Sagrada Familia, eran una familia JUDÍA. Jesús era un judío practicante: iba cada Sábado a la Sinagoga, a participar del culto comunitario. Lc. 4. 16 cuenta que hace la lectura, y lee el libro del profeta Isaías; técnicamente, hizo la lectura de la HAFTARAT (como MAFTIR), o sea, leyó la selección de textos históricos o proféticos, relacionado a la Parashá de la semana (grupo de párrafos de la Torá = Pentateuco, que se leen en las casas y en las sinagogas, y que se lee después de la Parashá semanal).
* Este lugar nos ayudará a conocer nuestras raíces judías, y muchas razones por las que hacemos algunas cosas en la Iglesia.