LH Monástica

LÁUDES * 6 de AGOSTO

LECTURAs BREVEs

AÑOs I*II [ América del Norte: Cistercienses ]

1 Jn. 5. 9-12

9 Si damos fe al testimonio de los hombres, con mayor razón tenemos que aceptar el testimonio de Dios. Y Dios ha dado testimonio de su Hijo.

10 El que cree en el Hijo de Dios tiene en su corazón el testimonio de Dios. El que no cree a Dios lo hace pasar por mentiroso, porque no cree en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. 11 Y el testimonio es este: Dios nos dio la Vida eterna, y esa Vida está en su Hijo. 12 El que está unido al Hijo, tiene la Vida; el que no lo está, no tiene la Vida.

AÑOs I*II [ LH Benedictinos ]

Apoc. 21. 10. 23

10 Me llevó en espíritu a una montaña de enorme altura, y me mostró la Ciudad santa, Jerusalén, que descendía del cielo y venía de Dios. 23 Y la Ciudad no necesita la luz del sol ni de la luna, ya que la gloria de Dios la ilumina, y su lámpara es el Cordero.

Responsorio Breve

Sal. 8. 6-7

6 Lo hiciste poco inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y esplendor; 7 le diste dominio sobre la obra de tus manos, todo lo pusiste bajo sus pies:

CÁNTICO EVANGÉLICO: Benedictus

    Antífona/s:
  1. Ant.
    * Latín, original: Et ecce vox de nube dicens: Hic est Filius meus dilectus, in quo mihi complacui, ipsum audite, alleluia. (AM 1000)
    * Vulgata Latina: [5] Adhuc eo loquente, ecce nubes lucida obumbravit eos. Et ecce vox de nube, dicens: Hic est Filius meus dilectus, in quo mihi bene complacui: ipsum audite.

    * [BLPD|BCF|BCJ2|BLPD3]: [5b] Y se oyó una voz que decía desde la nube: "Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta mi predilección: escúchenlo"

    Mt. 17. 5

    5 Todavía estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra y se oyó una voz que decía desde la nube: “Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta mi predilección: escúchenlo”.