LH Monástica

VIGILIAS * 21 DE SEPTIEMBRE
* NOCTURNO I [21 DE SEPTIEMBRE]
|*| El Nocturno 1 equivale a nuestro OFICIO DE LECTURAS: sus salmos anteceden a las LECTURAS BÍBLICAS que, en algunas comunidades monásticas, suelen ser las mismas de los 4 tomos de la LH.

LECTURAS BÍBLICAS

AÑOs A+B+C [ América del Norte: Cistercienses ]

ACCIÓN DE GRACIAS DE DAVID

1 Crón. 29. 9-18

9 El pueblo se alegró por estas ofrendas voluntarias, porque las habían presentado al Señor de todo corazón. Y también el rey David se llenó de alegría.

10 Después David bendijo al Señor en presencia de toda la asamblea, diciendo: “¡Bendito seas, Señor, Dios de nuestro padre Israel, desde siempre y para siempre! 11 Tuya, Señor, es la grandeza, la fuerza, la gloria, el esplendor y la majestad; porque a ti pertenece todo lo que hay en el cielo y en la tierra. Tuyo, Señor, es el reino; tú te elevas por encima de todo. 12 De ti proceden la riqueza y la gloria; tú lo gobiernas todo, en tu mano están el poder y la fuerza, y es tu mano la que engrandece y afianza todas las cosas. 13 Por eso, Dios nuestro, te damos gracias y alabamos tu Nombre glorioso. 14 Porque ¿quién soy yo y quién es mi pueblo, para que podamos presentarte estas ofrendas voluntarias? En realidad, todo viene de ti y de tu mano procede lo que te damos. 15 Nosotros somos extranjeros y peregrinos delante de ti, como lo fueron nuestros padres: nuestros días sobre la tierra pasan como una sombra, sin esperanza. 16 Señor, Dios nuestro, todas estas riquezas que hemos preparado para edificar una Casa a tu santo Nombre, proceden de tu mano y todo es tuyo. 17 Yo sé, Dios mío, que tú sondeas el corazón y amas la rectitud: por eso, con rectitud de corazón, te he ofrecido espontáneamente todas estas cosas, y ahora veo con alegría que el pueblo aquí presente te ofrece sus dones generosamente. 18 Señor, Dios de nuestros padres Abraham, Isaac e Israel, conserva para siempre estos mismos pensamientos en el corazón de tu pueblo y dirige su corazón hacia ti.

CÁNTICO

Prov. 3. 1-6. 13-18

1 Hijo mío, no olvides mi enseñanza, y que tu corazón observe mis mandamientos, 2 porque ellos te aportarán largos días, años de vida y prosperidad. 3 Que nunca te abandonen la buena fe y la lealtad: átalas a tu cuello, escríbelas sobre la tabla de tu corazón, 4 y encontrarás favor y aprobación a los ojos de Dios y de los hombres. 5 Confía en el Señor de todo corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia; 6 reconócelo a él en todos tus caminos y él allanará tus senderos.

13 ¡Feliz el hombre que encontró la sabiduría y el que obtiene la inteligencia, 14 porque ganarla vale más que la plata y ella rinde más que el oro fino! 15 Es más preciosa que las perlas y nada apetecible se le puede igualar. 16 En su mano derecha hay larga vida, y en su izquierda, riqueza y gloria. 17 Sus caminos son caminos deliciosos y todos sus senderos son apacibles. 18 Es un árbol de vida para los que se aferran a ella y los que la retienen son felices.

AÑOs I+II [ LH Benedictinos ]

EL CUERPO DE CRISTO SE CONSTRUYE EN LA UNIDAD

Ef. 4. 1-16

1 Yo, que estoy preso por el Señor, los exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido. 2 Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor. 3 Traten de conservar la unidad del Espíritu, mediante el vínculo de la paz. 4 Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida. 5 Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. 6 Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos.

7 Sin embargo, cada uno de nosotros ha recibido su propio don, en la medida que Cristo los ha distribuido. 8 Por eso dice la Escritura: Cuando subió a lo alto, llevó consigo a los cautivos y repartió dones a los hombres.

9 Pero si decimos que subió, significa que primero descendió a las regiones inferiores de la tierra. 10 El que descendió es el mismo que subió más allá de los cielos, para colmar todo el universo. 11 Él comunicó a unos el don de ser apóstoles, a otros profetas, a otros predicadores del Evangelio, a otros pastores o maestros. 12 Así organizó a los santos para la obra del ministerio, en orden a la edificación del Cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto y a la madurez que corresponde a la plenitud de Cristo.

14 Así dejaremos de ser niños, sacudidos por las olas y arrastrados por el viento de cualquier doctrina, a merced de la malicia de los hombres y de su astucia para enseñar el error. 15 Por el contrario, viviendo en la verdad y en el amor, crezcamos plenamente, unidos a Cristo. Él es la Cabeza, 16 y de él, todo el Cuerpo recibe unidad y cohesión, gracias a los ligamentos que lo vivifican y a la acción armoniosa de todos los miembros. Así el Cuerpo crece y se edifica en el amor.

Responsorio 1

R* Mt. 10. 16

16 Yo los envío como a ovejas en medio de lobos: sean entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas.

V Jn. 12. 36

36 Mientras tengan luz, crean en la luz y serán hijos de la luz».

Responsorio 2

R Mt. 11. 29

29 Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.

* Mt. 11. 30

30 Porque mi yugo es suave y mi carga liviana”.

V Mt. 11. 29

29 Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.

Responsorio 3

R* Mt. 10. 19

19 Cuando los entreguen, no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento,

V Mt. 10. 20

20 porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes.

Responsorio 4

R Apoc. 14. 4

4 Estos son los que no se han contaminado con mujeres y son vírgenes. Ellos siguen al Cordero donde quiera que vaya. Han sido los primeros hombres rescatados para Dios y para el Cordero.

V Apoc. 14. 6-7

6 Luego vi a otro Ángel que volaba en lo más alto del cielo, llevando una Buena Noticia, la eterna, la que él debía anunciar a los habitantes de la tierra, a toda nación, familia, lengua y pueblo. 7 El proclamaba con voz potente: «Teman a Dios y glorifíquenlo, porque ha llegado la hora de su Juicio: adoren a aquel que hizo el cielo, la tierra, el mar y los manantiales».

* NOCTURNO III [21 DE SEPTIEMBRE]
|*| El NOCTURNO 3, solo los Domingos y Fiestas, es la vigilia en la que sus CÁNTICOS preceden a la lectura del EVANGELIO de ese día importante.

EVANGELIOS

EVANGELIO |*| AÑOs A+B+C [ LH Benedictinos ]

NO HE VENIDO A LLAMAR A LOS JUSTOS, SINO A LOS PECADORES

Mt. 9. 9-13

9 Al irse de allí, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió.

10 Mientras Jesús estaba comiendo en la casa, acudieron muchos publicanos y pecadores, y se sentaron a comer con él y sus discípulos. 11 Al ver esto, los fariseos dijeron a los discípulos: “¿Por qué su Maestro come con publicanos y pecadores?”. 12 Jesús, que había oído, respondió: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. 13 Vayan y aprendan qué significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Porque yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.