IGLESIAS CATÓLICAS ORTODOXAS

DOMINGO 3 de PASCUA | DOMINGO DE LAS PORTADORAS DEL BÁLSAMO (mujeres Miróforas) Y de José y Nicodemo

MAITINES del DOMINGO 3 de PASCUA | DOMINGO DE LAS PORTADORAS DEL BÁLSAMO (mujeres Miróforas) Y de José y Nicodemo
EVANGELIO: [Lc 112]

EOTHINA 4

Podemos rezar tambien con estas biblias...

Lc. 24. 1-12:

1 El primer día de la semana, al amanecer, las mujeres fueron al sepulcro con los perfumes que habían preparado. 2 Ellas encontraron removida la piedra del sepulcro 3 y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.

4 Mientras estaban desconcertadas a causa de esto, se les aparecieron dos hombres con vestiduras deslumbrantes. 5 Como las mujeres, llenas de temor, no se atrevían a levantar la vista del suelo, ellos les preguntaron: «¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? 6 No está aquí, ha resucitado. Recuerden lo que él les decía cuando aún estaba en Galilea: 7 “Es necesario que el Hijo del hombre sea entregado en manos de los pecadores, que sea crucificado y que resucite al tercer día”». 8 Y las mujeres recordaron sus palabras.

9 Cuando regresaron del sepulcro, refirieron esto a los Once y a todos los demás. 10 Eran María Magdalena, Juana y María, la madre de Santiago, y las demás mujeres que las acompañaban. Ellas contaron todo a los Apóstoles, 11 pero a ellos les pareció que deliraban y no les creyeron.

12 Pedro, sin embargo, se levantó y corrió hacia el sepulcro, y al asomarse, no vio más que las sábanas. Entonces regresó lleno de admiración por lo que había sucedido.
LITURGIA del DOMINGO 3 de PASCUA | DOMINGO DE LAS PORTADORAS DEL BÁLSAMO (mujeres Miróforas) Y de José y Nicodemo
PROKÍMENON: [Tono 2]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 117. 14. 18:

14 El Señor es mi fuerza y mi protección; él fue mi salvación.

18 El Señor me castigó duramente, pero no me entregó a la muerte.
PROKÍMENON: [Tono 6]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 27. 9. 1:

9 Salva a tu pueblo y bendice a tu herencia; apaciéntalos y sé su guía para siempre.

1 De David. Yo te invoco, Señor; tú eres mi Roca, no te quedes callado, porque si no me respondes, seré como los que bajan al sepulcro.
LECTURA [16]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Hech. 6. 1-7:

1 En aquellos días, como el número de discípulos aumentaba, los helenistas comenzaron a murmurar contra los hebreos porque se desatendía a sus viudas en la distribución diaria de los* alimentos. 2 Entonces los Doce convocaron a todos los discípulos y les dijeron: «No es justo que descuidemos el ministerio de la Palabra de Dios para ocuparnos de servir las mesas. 3 Es preferible, hermanos, que busquen entre ustedes a siete hombres de buena fama, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, y nosotros les encargaremos esta tarea. 4 De esa manera, podremos dedicarnos a la oración y al ministerio de la Palabra». 5 La asamblea aprobó esta propuesta y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe y a Prócoro, a Nicanor y a Timón, a Pármenas y a Nicolás, prosélito de Antioquía. 6 Los presentaron a los Apóstoles, y estos, después de orar, les impusieron las manos.

7 Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.
Aleluia: Sal. 19. 2. 10
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 19. 2. 10:

2 El Señor te haga triunfar en el momento del peligro, que el nombre del Dios de Jacob sea tu baluarte.

10 ¡Señor, concede la victoria al rey, escúchanos cuando te invocamos!
Aleluia: Sal. 84. 2. 11
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 84. 2. 11:

2 Fuiste propicio, Señor, con tu tierra, cambiaste la suerte de Jacob;

11 El Amor y la Verdad se encontrarán, la Justicia y la Paz se abrazarán;
EVANGELIO: [Marc 69]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Mc. 15. 43-16. 8:

43 José de Arimatea -miembro notable del Sanedrín, que también esperaba el Reino de Dios- tuvo la audacia de presentarse ante Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús. 44 Pilato se asombró de que ya hubiera muerto; hizo llamar al centurión y le preguntó si hacía mucho que había muerto. 45 Informado por el centurión, entregó el cadáver a José. 46 Este compró una sábana, bajó el cuerpo de Jesús, lo envolvió en ella y lo depositó en un sepulcro cavado en la roca. Después, hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro. 47 María Magdalena y María, la madre de José, miraban dónde lo habían puesto.

1 Pasado el sábado, María Magdalena, María, la madre de Santiago, y Salomé compraron perfumes para ungir el cuerpo de Jesús. 2 A la madrugada del primer día de la semana, cuando salía el sol, fueron al sepulcro. 3 Y decían entre ellas: “¿Quién nos correrá la piedra de la entrada del sepulcro?”. 4 Pero al mirar, vieron que la piedra había sido corrida; era una piedra muy grande.

5 Al entrar al sepulcro, vieron a un joven sentado a la derecha, vestido con una túnica blanca. Ellas quedaron sorprendidas, 6 pero él les dijo: “No teman. Ustedes buscan a Jesús de Nazaret, el Crucificado. Ha resucitado, no está aquí. Miren el lugar donde lo habían puesto. 7 Vayan ahora a decir a sus discípulos y a Pedro que él irá antes que ustedes a Galilea; allí lo verán, como él se lo había dicho”. 8 Ellas salieron corriendo del sepulcro, porque estaban temblando y fuera de sí. Y no dijeron nada a nadie, porque tenían miedo.
  1. DIA ANTERIOR: SÁBADO 2 de PASCUA
  2. DIA SIGUIENTE: LUNES 3 de PASCUA