IGLESIAS CATÓLICAS ORTODOXAS

DOMINGO 7 - TdP = 7 de Mateo |*| TONO: 6

MAITINES del DOMINGO 7 - TdP = 7 de Mateo |*| TONO: 6
EXAPOSTELARION [TONO: 2]

De la EOTINA 7: Cuando María dijo: “Se han llevado al Señor”, Simón Pedro y el otro discípulo a quien Jesús amaba, el anunciador de Sus misterios, se apresuraron corriendo juntos al sepulcro; y adentro vieron las vendas en el suelo y, aparte de ellas, el sudario que cubría Su Cabeza. Se quedaron entonces quietos hasta que vieron al Señor.

EVANGELIO: [Jn 63]

EOTINA 7

Todavía no habían comprendido que, según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos. (v. 9)
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Jn. 20. 1-10:

1 El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada. 2 Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».

3 Pedro y el otro discípulo salieron y fueron al sepulcro. 4 Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más rápidamente que Pedro y llegó antes. 5 Asomándose al sepulcro, vio las vendas en el suelo, aunque no entró. 6 Después llegó Simón Pedro, que lo seguía, y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo 7 y también el sudario que había cubierto su cabeza; este no estaba con las vendas, sino enrollado en un lugar aparte. 8 Luego entró el otro discípulo, que había llegado antes al sepulcro: él vio y creyó. 9 Todavía no habían comprendido que, según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos. 10 Los discípulos regresaron entonces a su casa.
LITURGIA del DOMINGO 7 - TdP = 7 de Mateo |*| TONO: 6
PROKÍMENON: [Tono 6]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 27. 9. 1:

9 Salva a tu pueblo y bendice a tu herencia; apaciéntalos y sé su guía para siempre.

1 De David. Yo te invoco, Señor; tú eres mi Roca, no te quedes callado, porque si no me respondes, seré como los que bajan al sepulcro.
EPÍSTOLA: [116]
...todo lo que ha sido escrito en el pasado, ha sido escrito para nuestra instrucción, a fin de que por la constancia y el consuelo que dan las Escrituras, mantengamos la esperanza. (v. 4)
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Rom. 15. 1-7:

1 Nosotros, los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no complacernos a nosotros mismos. 2 Que cada uno trate de agradar a su prójimo para el bien y la edificación común. 3 Porque tampoco Cristo buscó su propia complacencia, como dice la Escritura: Cayeron sobre mí los ultrajes de los que te agravian. 4 Ahora bien, todo lo que ha sido escrito en el pasado, ha sido escrito para nuestra instrucción, a fin de que por la constancia y el consuelo que dan las Escrituras, mantengamos la esperanza. 5 Que el Dios de la constancia y del consuelo les conceda tener los mismos sentimientos unos hacia otros, a ejemplo de Cristo Jesús, 6 para que con un solo corazón y una sola voz, glorifiquen a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo.

7 Sean mutuamente acogedores, como Cristo los acogió a ustedes para la gloria de Dios.
EVANGELIO: [Mt 33]
“Ten piedad de nosotros, Hijo de David” (v. 27)
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Mt. 9. 27-35:

27 Cuando Jesús se fue, lo siguieron dos ciegos, gritando: “Ten piedad de nosotros, Hijo de David”. 28 Al llegar a la casa, los ciegos se le acercaron, y él les preguntó: “¿Creen que yo puedo hacer lo que me piden?”. Ellos le respondieron: “Sí, Señor”. 29 Jesús les tocó los ojos, diciendo: “Que suceda como ustedes han creído”. 30 Y se les abrieron sus ojos. Entonces Jesús los conminó: “¡Cuidado! Que nadie lo sepa”. 31 Pero ellos, apenas salieron, difundieron su fama por toda aquella región.

32 En cuanto se fueron los ciegos, le presentaron a un mudo que estaba endemoniado. 33 El demonio fue expulsado y el mudo comenzó a hablar. La multitud, admirada, comentaba: “Jamás se vio nada igual en Israel”. 34 Pero los fariseos decían: “Él expulsa a los demonios por obra del Príncipe de los demonios”.

35 Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias.
  1. DIA ANTERIOR: SÁBADO 7 - TdP
  2. DIA SIGUIENTE: LUNES 8 - TdP