IGLESIAS CATÓLICAS ORTODOXAS

Miércoles 6 de Cuaresma

SEXTA del Miércoles 6 de Cuaresma
PROKÍMENON: [Tono 4]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 112. 2. 1:

2 Bendito sea el nombre del Señor, desde ahora y para siempre.

1 ¡Aleluya! Alaben, servidores del Señor, alaben el nombre del Señor.
LECTURA
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Is. 58. 1-11:

1 ¡Grita a voz en cuello, no te contengas, alza tu voz como una trompeta: denúnciale a mi pueblo su rebeldía y sus pecados a la casa de Jacob!

2 Ellos me consultan día tras día y quieren conocer mis caminos, como lo haría una nación que practica la justicia y no abandona el derecho de su Dios; reclaman de mí sentencias justas, les gusta estar cerca de Dios:

3 “¿Por qué ayunamos y tú no lo ves, nos afligimos y tú no lo reconoces?”. Porque ustedes, el mismo día en que ayunan, se ocupan de negocios y maltratan a su servidumbre.

4 Ayunan para entregarse a pleitos y querellas y para golpear perversamente con el puño. No ayunen como en esos días, si quieren hacer oír su voz en las alturas.

5 ¿Es este acaso el ayuno que yo amo, el día en que el hombre se aflige a sí mismo? Doblar la cabeza como un junco, tenderse sobre el cilicio y la ceniza: ¿a eso lo llamas ayuno y día aceptable al Señor?

6 Este es el ayuno que yo amo –oráculo del Señor–: soltar las cadenas injustas, desatar los lazos del yugo, dejar en libertad a los oprimidos y romper todos los yugos; 7 compartir tu pan con el hambriento y albergar a los pobres sin techo; cubrir al que veas desnudo y no despreocuparte de tu propia carne.

8 Entonces despuntará tu luz como la aurora y tu llaga no tardará en cicatrizar; delante de ti avanzará tu justicia y detrás de ti irá la gloria del Señor.

9 Entonces llamarás, y el Señor responderá; pedirás auxilio, y él dirá: “¡Aquí estoy!”. Si eliminas de ti todos los yugos, el gesto amenazador y la palabra maligna; 10 si ofreces tu pan al hambriento y sacias al que vive en la penuria, tu luz se alzará en las tinieblas y tu oscuridad será como el mediodía.

11 El Señor te guiará incesantemente, te saciará en los ardores del desierto y llenará tus huesos de vigor; tú serás como un jardín bien regado, como una vertiente de agua, cuyas aguas nunca se agotan.
PROKÍMENON: [Tono 6]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 113. 23. 9:

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 114. 15. 1:

15 y sean bendecidos por el Señor, que hizo el cielo y la tierra.

1 No nos glorifiques a nosotros, Señor: glorifica solamente a tu Nombre, por tu amor y tu fidelidad.
VÍSPERAS del Miércoles 6 de Cuaresma
PROKÍMENON: [Tono 4]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 114. 9. 1:

9 Pueblo de Israel, confía en el Señor: él es tu ayuda y tu escudo;

1 No nos glorifiques a nosotros, Señor: glorifica solamente a tu Nombre, por tu amor y tu fidelidad.
LECTURA
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Gn. 43. 26-31:

26 Cuando José entró en la casa, le presentaron los regalos que traían y se postraron ante él con el rostro en tierra. 27 José los saludó y les dijo: “El anciano padre de que me hablaron, ¿vive todavía? ¿Cómo está?”. 28 “Nuestro padre, tu servidor, vive todavía y goza de buena salud”, le respondieron; e inclinándose, se postraron. 29 Al levantar los ojos, José vio a Benjamín, el hijo de su misma madre, y preguntó: “¿Es este el hermano menor de que me habían hablado?”. Y añadió: “Que Dios te favorezca, hijo mío”.

30 José salió precipitadamente porque se conmovió a la vista de su hermano y no podía contener las lágrimas. Entró en una habitación y lloró. 31 Después se lavó la cara, volvió y, tratando de dominarse, ordenó que sirvieran la comida.

Gn. 45. 1-16:

1 José ya no podía contener su emoción en presencia de la gente que lo asistía, y exclamó: “Hagan salir de aquí a toda la gente”. Así, nadie permaneció con él mientras se daba a conocer a sus hermanos. 2 Sin embargo, sus sollozos eran tan fuertes que los oyeron los egipcios, y la noticia llegó hasta el palacio del Faraón.

3 José dijo a sus hermanos: “Yo soy José. ¿Es verdad que mi padre vive todavía?”. Pero ellos no pudieron responderle, porque al verlo se habían quedado pasmados. 4 Entonces José volvió a decir a sus hermanos: “Acérquense un poco más”. Y cuando ellos se acercaron, añadió: “Sí, yo soy José, el hermano de ustedes, el mismo que vendieron a los egipcios. 5 Ahora no se aflijan ni sientan remordimiento por haberme vendido. En realidad, ha sido Dios el que me envió aquí delante de ustedes para preservarles la vida. 6 Porque ya hace dos años que hay hambre en esta región, y en los próximos cinco años tampoco se recogerán cosechas de los cultivos. 7 Por eso Dios hizo que yo los precediera para dejarles un resto en la tierra y salvarles la vida, librándolos de una manera extraordinaria. 8 Ha sido Dios, y no ustedes, el que me envió aquí y me constituyó padre del Faraón, señor de todo su palacio y gobernador de Egipto. 9 Vuelvan cuanto antes a la casa de mi padre y díganle: ‘Así habla tu hijo José: Dios me ha constituido señor de todo Egipto. Ven ahora mismo a reunirte conmigo. 10 Tú vivirás en la región de Gosen, y estarás cerca de mí, junto con tus hijos y tus nietos, tus ovejas y tus vacas, y con todo lo que te pertenece. 11 Yo proveeré a tu subsistencia, porque el hambre durará todavía cinco años. De esa manera, ni tú ni tu familia ni nada de lo que te pertenece, pasarán necesidad ’. 12 Ustedes son testigos, como lo es también mi hermano Benjamín, de que soy yo mismo el que les dice esto. 13 Informen a mi padre del alto cargo que ocupo en Egipto y de todo lo que han visto. Y tráiganlo aquí lo antes posible”. 14 Luego estrechó entre sus brazos a su hermano Benjamín y se puso a llorar. También Benjamín lloró abrazado a él. 15 Después besó a todos sus hermanos y lloró mientras los abrazaba. Sólo entonces, sus hermanos atinaron a hablar con él.

16 Cuando en el palacio del Faraón se difundió la noticia de que habían llegado los hermanos de José, el Faraón y sus servidores vieron esto con buenos ojos.
PROKÍMENON: [Tono 4]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 115. 8. 1:

8 Él libró mi vida de la muerte, mis ojos de las lágrimas y mis pies de la caída.

1 Amo al Señor, porque él escucha el clamor de mi súplica,
LECTURA
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Prov. 21. 23-22. 4:

23 El que guarda su boca y su lengua guarda su vida de las angustias. 24 Insolente se llama al arrogante y altanero que actúa con excesiva soberbia. 25 El deseo mata al perezoso, porque sus manos se niegan a trabajar. 26 El malvado ambiciona todo el día, pero el justo da sin rehusar jamás. 27 El sacrificio de los malvados es una abominación,¡cuánto más si se lo ofrece con infamia! 28 El testigo mentiroso perecerá, pero el hombre que escucha, siempre podrá hablar. 29 El malvado se muestra atrevido, pero el que es recto afianza su camino. 30 No hay sabiduría, ni inteligencia, ni consejo delante del Señor. 31 Se equipa el caballo para el día del combate, pero la victoria pertenece al Señor.

1 Vale más el buen nombre que las muchas riquezas, y ser estimado vale más que la plata y el oro. 2 El rico y el pobre tienen esto en común: el Señor los hizo a los dos. 3 El hombre precavido ve el mal y se esconde, los incautos siguen adelante y la pagan. 4 Premio de la humildad son el temor del Señor, la riqueza, el honor y la vida.
LITURGIA DE LOS DONES PRESANTIFICADOS del Miércoles 6 de Cuaresma
  1. DIA ANTERIOR: Martes 6 de Cuaresma
  2. DIA SIGUIENTE: JUEVES 6 de CUARESMA