IGLESIAS CATÓLICAS ORTODOXAS

Viernes 2 de Cuaresma

SEXTA del Viernes 2 de Cuaresma
PROKÍMENON: [Tono 4]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 37. 2-3:

2 Señor, no me reprendas por tu enojo ni me castigues por tu indignación. 3 Porque me han traspasado tus flechas y tu brazo se descargó sobre mí:
LECTURA
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Is. 7. 1-14:

1 En tiempos de Ajaz, hijo de Jotám, hijo de Ozías, rey de Judá, Resín, rey de Arám, y Pécaj, hijo de Remalías, rey de Israel, subieron contra Jerusalén para atacarla, pero no la pudieron expugnar. 2 Cuando se informó a la casa de David: “Arám está acampado en Efraím”, se estremeció su corazón y el corazón de su pueblo, como se estremecen por el viento los árboles del bosque.

3 El Señor dijo a Isaías: “Ve al encuentro de Ajaz, tú y tu hijo Sear Iasub, al extremo del canal del estanque superior, sobre la senda del campo del Tintorero. 4 Tú le dirás: Mantente alerta y no pierdas la calma; no temas, y que tu corazón no se intimide ante esos dos cabos de tizones humeantes, ante el furor de Resín de Arám y del hijo de Remalías. 5 Porque Arám, Efraím y el hijo de Remalías se han confabulado contra ti, diciendo: 6 “Subamos contra Judá, hagamos cundir el pánico, sometámosla y pongamos allí como rey al hijo de Tabel”.

7 Pero así habla el Señor: Eso no se realizará, eso no sucederá.

8a Porque la cabeza de Arám es Damasco, y la cabeza de Damasco, Resín;

9a la cabeza de Efraím es Samaría, y la cabeza de Samaría, el hijo de Remalías.

8b –Dentro de sesenta y cinco años, Efraím será destrozado, y no será más un pueblo–.

9b Si ustedes no creen, no subsistirán”.

10 Una vez más, el Señor habló a Ajaz en estos términos: 11 “Pide para ti un signo de parte del Señor, en lo profundo del Abismo, o arriba, en las alturas”. 12 Pero Ajaz respondió: “No lo pediré ni tentaré al Señor”. 13 Isaías dijo: “Escuchen, entonces, casa de David: ¿Acaso no les basta cansar a los hombres, que cansan también a mi Dios?. 14 Por eso el Señor mismo les dará un signo. Miren, la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y lo llamará con el nombre de Emanuel.
PROKÍMENON: [Tono 6]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 38. 13. 1:

13 Escucha, Señor, mi oración; presta oído a mi clamor; no seas insensible a mi llanto, porque soy un huésped en tu casa, un peregrino, lo mismo que mis padres.

1 Del maestro de coro. De Iedutún. Salmo de David.
VÍSPERAS del Viernes 2 de Cuaresma
PROKÍMENON: [Tono 4]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 39. 12. 2:

12 Y tú, Señor, no te niegues a tener compasión de mí; que tu amor y tu fidelidad me protejan sin cesar.

2 Esperé confiadamente en el Señor: él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor.
LECTURA
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Gn. 5. 32–6. 8:

1 La lista de los descendientes de Adán es la siguiente: Cuando Dios creó al hombre, lo hizo semejante a él. 2 Y al crearlos, los hizo varón y mujer, los bendijo y los llamó Hombre.

3 Adán tenía ciento treinta años cuando engendró un hijo semejante a él, según su imagen, y le puso el nombre de Set. 4 Después que nació Set, Adán vivió ochocientos años y tuvo hijos e hijas. 5 Adán vivió en total novecientos treinta años, y al cabo de ellos murió.

6 Set tenía ciento cinco años cuando fue padre de Enós. 7 Después que nació Enós, Set vivió ochocientos siete años y tuvo hijos e hijas. 8 Set vivió en total novecientos doce años, y al cabo de ellos murió.

9 Enós tenía noventa años cuando fue padre de Quenán. 10 Después que nació Quenán, Enós vivió ochocientos quince años y tuvo hijos e hijas. 11 Enós vivió en total novecientos cinco años, y al cabo de ellos murió.

12 Quenán tenía setenta años cuando fue padre de Mahalalel. 13 Después que nació Mahalalel, Quenán vivió ochocientos cuarenta años y tuvo hijos e hijas. 14 Quenán vivió en total novecientos diez años y al cabo de ellos murió.

15 Mahalalel tenía setenta y cinco años cuando fue padre de Iéred. 16 Después que nació Iéred, Mahalalel vivió ochocientos treinta años y tuvo hijos e hijas. 17 Mahalalel vivió en total ochocientos noventa y cinco años, y al cabo de ellos murió.

18 Iéred tenía ciento sesenta y dos años cuando fue padre de Henoc. 19 Después que nació Henoc, Iéred vivió ochocientos años y tuvo hijos e hijas. 20 Iéred vivió en total novecientos sesenta y dos años, y al cabo de ellos murió.

21 Henoc tenía sesenta y cinco años cuando fue padre de Matusalén. 22 Henoc siguió los caminos de Dios. Después que nació Matusalén, Henoc vivió trescientos años y tuvo hijos e hijas. 23 Henoc vivió en total trescientos sesenta y cinco años. 24 Siguió siempre los caminos de Dios, y luego desapareció porque Dios se lo llevó.

25 Matusalén tenía ciento ochenta y siete años cuando fue padre de Lamec. 26 Después que nació Lamec, Matusalén vivió setecientos ochenta y dos años y tuvo hijos e hijas. 27 Matusalén vivió en total novecientos sesenta y nueve años, y al cabo de ellos murió.

28 Lamec tenía ciento ochenta y dos años cuando fue padre de un hijo, 29 al que llamó Noé, diciendo: “Este nos dará un alivio en nuestro trabajo y en la fatiga de nuestras manos, un alivio proveniente del suelo que maldijo el Señor”. 30 Después que nació Noé, Lamec vivió quinientos noventa y cinco años y tuvo hijos e hijas. 31 Lamec vivió en total setecientos setenta y siete años, y al cabo de ellos murió.

32 Noé tenía quinientos años cuando fue padre de Sem, Cam y Jafet.
PROKÍMENON: [Tono 6]
Podemos rezar tambien con estas biblias...

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 40. 5. 2:

5 Yo dije: "Ten piedad de mí, Señor, sáname, porque pequé contra ti".

2 Feliz el que se ocupa del débil y del pobre: el Señor lo librará en el momento del peligro.
LECTURA
Podemos rezar tambien con estas biblias...

Prov. 6. 20–7. 1:

1 Hijo mío, si te has hecho garante de tu prójimo y has estrechado tu mano en favor de otro, 2 si te has enredado con tus palabras y te has dejado atrapar por tu propia boca, 3 entonces, hijo mío, obra así para librarte, ya que has caído en las manos de tu prójimo: ve a echarte a sus pies e importúnalo, 4 no concedas descanso a tus ojos ni reposo a tus párpados; 5 líbrate como una gacela de la red y como un pájaro de la mano del cazador.

6 Fíjate en la hormiga, perezoso, observa sus costumbres y aprende a ser sabio: 7 ella, que no tiene jefe ni capataz ni dueño, 8 se provee de alimento en verano y junta su comida durante la cosecha. 9 ¿Hasta cuándo estarás recostado, perezoso, cuándo te levantarás de tu sueño? 10 “Dormir un poco, dormitar otro poco, descansar otro poco de brazos cruzados”: 11 así te llegará la pobreza como un salteador y la miseria como un hombre armado.

12 Es un infame, un malvado, el que tiene la boca llena de perversidad; 13 guiña el ojo, toca con los pies, hace una seña con los dedos: 14 en su corazón depravado maquina el mal, siempre está sembrando discordias. 15 Por eso, llegará su ruina de repente, será destrozado de improviso y sin remedio.

16 Hay seis cosas que detesta el Señor, y siete que son para él una abominación: 17 los ojos altaneros, la lengua mentirosa y las manos que derraman sangre inocente; 18 el corazón que trama proyectos malignos, los pies rápidos para correr hacia el mal, 19 el falso testigo que profiere mentiras, y el que siembra discordias entre hermanos.

20 Observa, hijo mío, el precepto de tu padre y no rechaces la enseñanza de tu madre. 21 Átalos a tu corazón constantemente, anúdalos a tu cuello. 22 Que ellos te guíen mientras caminas, que velen sobre ti cuando estás acostado, y conversen contigo cuando despiertas. 23 Porque el precepto es una lámpara, la enseñanza, una luz, y las reglas de la instrucción, un camino de vida, 24 a fin de preservarte de una mala mujer y de la lengua seductora de una extraña. 25 No codicies su hermosura en tu corazón ni te dejes cautivar por sus miradas. 26 Porque el precio de una prostituta es un mendrugo de pan, pero una mujer casada anda a la pesca de una vida lujosa. 27 ¿Puede un hombre ponerse fuego en el pecho sin que se inflame su ropa? 28 ¿Se puede caminar sobre brasas sin quemarse los pies? 29 Eso le pasa al que se acuesta con la mujer de su prójimo: el que la toque no quedará impune. 30 ¿Acaso no se desprecia al ladrón, aunque robe para saciar su apetito cuando tiene hambre? 31 Una vez descubierto, paga siete veces y tiene que entregar todos los bienes de su casa. 32 El que comete adulterio es un insensato, se arruina a sí mismo el que obra así: 33 lo que conseguirá son golpes e ignominia, y su oprobio nunca se borrará. 34 Porque los celos enfurecen al varón, y no tendrá compasión en el día de la venganza; 35 no aceptará ninguna compensación, ni querrá saber nada aunque quieras darle más.
  1. DIA ANTERIOR: Jueves 2 de Cuaresma
  2. DIA SIGUIENTE: DOMINGO 3 DE LA SANTA CUARESMA | DOMINGO DE LA PROSTERNACIÓN ANTE LA SANTA HONORABLE VIVIFICADORA CRUZ | SÉPTIMO DOMINGO DEL TRIÓDION